alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Emoción total se vivió en el cierre del año de las Escuelas Monumental
Los chicos entonando el himno nacional

Más de 500 niños de la “Escuela de Fútbol Colo-Colo Monumental” cerraron este viernes el 2012 en la cancha David Arellano del Estadio Monumental, con la ya clásica ceremonia del Cacique, acompañados por miles de familiares en la tribuna Océano.

Con una presentación solemne del director de las escuelas albas Lizardo Garrido, los chicos desfilaron por la cancha principal de la Ruca, entonaron el himno nacional y emocionaron a todos los asistentes.

Las categorías 1997-1998; 1999-2000; 2001-2002; 2003-2004 y 2005-2006, más la escuela femenina, coparon el gramado del Monumental. En total 24 equipos dirigidos por un nutrido grupo de entrenadores, donde destacan los ex jugadores del Cacique Ángel Cabrera, Miguel Vargas y José Luis Álvarez, más todo un grupo multidisciplinario detrás. “Gallos con harto carrete”, como dice el jefe Chano Garrido.

“Tenemos una mezcla con profesores de educación física, ex jugadores que tengan los cursos Inaf, ese es uno de los requisitos más importantes. Buscamos una formación integral pero también que los chicos puedan llegar a las cadetes de Colo-Colo. Muchos niños ya están jugando en las divisiones menores nuestras”, agregó Garrido.

De hecho, la Escuela de Fútbol Monumental es la que más aporta niños a las cadetes albas. Las series Sub 8, Sub 9, Sub 10 se nutren de los chicos formados en la escuela. Ahora podría sumarse un chico a la Sub 14, todos siguiendo los pasos de Luca Pontigo, que salió de la escuela y hoy hace la pretemporada con el plantel de honor en Mantagua.

En la ceremonia se les entregó un recordatorio a los 32 muchachos de la categoría 97 que terminaron su ciclo. Como todos los años, además, se homenajeó a Joaquín Bórquez, el “Joaco” que –pese a padecer el síndrome de Down- está desde los 6 años en la escuela y hoy, a los 17, tiene sus preferencias.. “¡Es que nunca ha faltado!. Él se mete a jugar con la categoría que quiera. A veces con la Sub 9, Sub 12. Tiene la libertad de jugar donde quiera. Es la figura de nuestra escuela”, dice Garrido.

También acompañó el evento el director deportivo del Cacique Juan Gutiérrez. “Quiero felicitar a todos los niños y niñas y a sus padres. Yo los veía cada fin de semana llegando acá. En Colo-Colo aprenden a jugar fútbol pero también aprenden valores”, señaló Gutiérrez.

Miguel Vargas: “La idea es que los chicos tomen valores”

Miguel Vargas -contador, cantante, entrenador y ex jugador del Cacique en los 90- está a cargo de la categoría 1997-1998 de la Escuela de Fútbol Colo-Colo Monumental.

“Estos eventos son súper especiales y emotivos para los chicos, tienen un valor emocional que los adultos de repente no calibramos. La etapa de premiaciones y todas estas luces que les llamamos nosotros, para ellos son muy especiales. Es un sueño y para nosotros es muy gratificante”, dice Miguel Vargas.

Colo-Colo para ellos representa algo especial
Si ellos no lo notan, nosotros los profesores, la gente nacida acá en Colo-Colo se lo hacemos sentir. El que viste una camiseta de Colo-Colo, de cualquier índole, sea Escuela, Fútbol Joven, profesional, lo que sea, es Colo-Colo. Ya la palabra te identifica de una manera y uno trata de inculcarle todos esos valores que la institución propone a los deportistas.

Acá no solo buscan aportar chicos a cadetes
Cuando nosotros hablamos de escuelas formativas es un todo. El sentido de las escuelas es que a través del deporte los chiquillos vayan tomando valores, se vayan enriqueciendo en todo lo que significa el deporte como personas. Muchos de ellos quizás no sean jugadores profesionales, pero la idea es que después ellos digan: ‘Me dejó marcada la escuela de Colo-Colo por alguna razón’.

La emoción de la familia colocolina

Andrés Riquelme, padre de Catalina, jugadora de la escuela femenina: “Llevamos casi cinco años. El club es muy bueno, nada qué decir… Ha aprendido harto la niña y esperamos que siga más arriba. Justo este año el fútbol femenino ganó todo. Los ídolos de ella están en el plantel de Colo-Colo y también en las del fútbol femenino que ganaron la Libertadores”.

Gloria Romero, abuela de Matías Flores, jugador de 6 años: “Sus padres son colocolinos, sus abuelos, y él por supuesto. Es una emoción… Usted no se puede imaginar la emoción que siento. Para él va a ser siempre un orgullo haber vestido la camiseta de Colo-Colo, sea futbolista profesional o no. Pero sus padres y sus abuelos hicieron el esfuerzo. Es un bonito deporte, ahora que hay tanta drogadicción, para ellos es una opción buena”.

Diego Valdebenito, 10 años, volante de la serie 2002 (profesor Edson Orellana): “Para mí esto es un deseo hecho realidad porque toda mi vida he querido estar en Colo-Colo. Jugué a los 5 años la Copa Bilz y Pap, el año pasado jugué en San Marcos de Arica y ahora llegué a Colo-Colo. Quedé preseleccionado para estar en cadetes… Mi sueño es jugar en esta cancha, como mi ídolo Mauro Olivi”

A partir del miércoles 2 de enero hasta el 8 de febrero se realizará el proceso de matrícula año 2013. Los interesados deben acercarse al Estadio Monumental de lunes a viernes de 9:30 a 13:30 horas y de 15:00 a 17:00 horas.