alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
El triunfo en números: El Cacique se hace grande junto a Claudio Baeza
Claudio Baeza

Colo-Colo sigue firme en el liderato del torneo, cuatro partidos y cuatro triunfos marcando de paso el mejor debut en la historia de un técnico debutante en Colo-Colo. Nada mal para José Luis Sierra que ante Deportes Iquique debió extremar recursos luego de sufrir dos bajas obligadas por lesión durante el primer tiempo.

Los números del Coto son elocuentes. En Copa Chile el Cacique ganó cuatro partidos, empató uno y perdió uno con él al mando, mientras que en el torneo Sierra sólo sabe de triunfos con el Popular. Sencillamente un arranque demoledor.

El Coto ha utilizado a 18 jugadores en estos cuatro partidos, pero el 11 titular sólo se ha modificado por lesiones o ausencias. Ese 11 fue el que mostró en el debut ante Unión en Santa Laura: Garcés; Fierro, Baeza, Barroso, Gutiérrez; Pavez, Valdés, Vecchio; Suazo, Paredes y Martín. Paulo salió por la grave lesión que sufrió ante Iquique y dejó su lugar a Justo Villar, Guti dejó su puesto a Camilo cuando se incorporó a la selección chilena que ganó el título en Alcudia y Luis Pedro Figueroa jugó de titular en La Serena ante Cobresal por la lesión de Fierro. Sin embargo el capitán ya volvió al equipo titular ante Iquique. Bose debutó en el torneo ante los dirigidos por Nelson Acosta luego de dejar atrás su lesión y reemplazó también por culpa de una lesión a Rodríguez.

No deja de ser llamativo que el Cacique haya tenido tantos problemas para derrotar a los dragones celestes porque el abrumador dominio de los albos queda en evidencia cuando revisamos los números. El Cacique remató entre los tres palos en nueve ocasiones y si no hubiese sido por Naranjo, al menos cuatro de ellas habrían terminado en gol. En nuestro arco, en cambio, sólo sufrimos un remate que tapó bien Justo Villar. En la posesión de balón también marcamos diferencias notorias. Colo-Colo alcanzó un 63,6% que contrasta con el exiguo 36,4% que lograron los visitantes.

Como ha sido una constante en esta temporada el Cacique atacó preferentemente por el sector izquierdo. Primero gracias a Camilo y Martín, luego con la dupla Camilo-Bose y finalmente con Beausejour-Carvallo. El 42,4% de los ataques del Popular llegaron por ese sector, el centro del ataque fue el segundo espacio más utilizado por nuestros jugadores alcanzando un 32,6% y finalmente la banda derecha con un 25,7%.

El Coto lo dijo, para ganar este partido fue clave mantener el cero y Colo-Colo lo mantuvo en parte por la sólida actuación de Claudio Baeza. El defensor está haciendo un torneo perfecto en el fondo de la zaga, un puesto que conocía desde el fútbol joven del Cacique y que ahora retomó con brillo. El polifuncional jugador recuperó en siete oportunidades el balón y cortó ataques del rival en seis ocasiones más, siendo el jugador defensivo más eficaz del Cacique durante el partido.

En definitiva, Colo-Colo sigue dominando en todos los aspectos del juego y justifica con creces el triunfo, el liderato y el invicto.