alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
El triunfo en cifras: Tarde de volantes en La Serena
“Pajarito” hizo brillar al Cacique

Tal vez no fue el mejor partido del cacique el que jugó este domingo en La Portada, pero igualmente fue inmensamente superior a Cobresal. Los de Sierra dominaron de principio a fin y eso se vio reflejado como de costumbre en la posesión de pelota que llegó a un 62,3% versus un 37,7 de los albinaranjas. Una estadística que hay que complementar con los 19 remates que intentó Colo-Colo en contraposición a los 10 que consiguieron los pupilos de Norambuena.

Sin importar quienes sean los elegidos por el Coto para entrar a la cancha, el equipo siempre termina ocupando más el sector izquierdo para atacar. En el último tercio de la cancha Colo-Colo intentó en un 38% atacar por la banda de Camilo y Martín Rodríguez, mientras que el sector de Luis Pedro y Chupete acaparó el 28% de los ataques. Sin embargo el sector más contundente fue el centro de la cancha que sólo acaparó el 12% de las intentonas albas, pero fue por ahí precisamente de donde salieron los tres goles del Popular.

Más allá de su influencia en el juego, sus 54 pases correctos y sus nueve recuperaciones de balón, fue en los goles donde Jaime Valdés terminó siendo clave para el equipo. Primero con un pase de 50 metros para dejar mano a mano a Emiliano Vecchio con Eduardo Lobos, luego asistiendo a Martín Rodríguez que con un leve toque de cabeza dejó sólo a Esteban Pavez en el área y finalmente con un verdero golazo tras recorrer 40 metros con la pelota pegada al pie, dejar atrás a un rival y eludir a otro, para cerrar con un remate medido al ángulo de la portería de Lobos.

Si hay que elegir a un jugador además de Jaime Valdés que está influyendo mucho en el juego del equipo, ese es Esteban Pavez. El 8 no sólo aporta carácter, orden y despliegue en la mitad de la cancha, también está siendo muy relevante para la distribución del juego. El volante completó 74 pases bien entregados y sólo falló en el 6% de ellos, si a eso le añadimos que ya lleva dos fechas convirtiendo entonces podemos decir que estamos en presencia de uno de los mejores arranques de Pavez desde que viste la blanca del Cacique.

Colo-Colo sigue puntero, en tres partidos ha ganado los tres, ha convertido nueve goles, cinco de ellos con la firma de volantes, tres de delanteros y uno de un defensor. Ha recibido cuatro goles y ha sido superior a todos los equipos que hasta ahora ha enfrentado. Pero lo más importante es que esos resultados los ha conseguido haciendo buen fútbol. Ahora viene Deportes Iquique en el Monumental, una nueva oportunidad para seguir creciendo.