alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
El Monumental estuvo a la altura

Mostrando un impecable estado en su campo de juego, el Estadio Monumental presentó una renovada cara para recibir por segunda vez en su historia a la Selección Chilena, representativo que igualó a dos tantos esta noche ante Venezuela por las Clasificatorias Mundialistas.

Antes de inicio del encuentro, el presidente Gabriel Ruiz-Tagle no escondió su orgullo al tener la oportunidad de albergar tan importante evento en el renovado recinto de Colo Colo.

“Es un gran motivo de orgullo servir a la selección chilena. Mejoramos este estadio con nuestros recursos y mucho sacrificio. Es un aporte de Colo Colo al fútbol chileno. Es una suerte de inauguración de este estadio”, señaló el timonel.

Hasta Pedreros arribaron más de 45 mil hinchas que supieron respetar el estricto operativo de seguridad impuesto en los accesos e inmediaciones, efectuando un ingreso en total normalidad a pesar del incesante diluvio que cayó sobre Santiago.

Sin embargo, la lluvia no fue motivo de excusa para el césped de la cancha David Arellano, terreno que no evidenció ningún atisbo de deterioro durante los 90 minutos del compromiso.

Para el abandono de los simpatizantes nacionales, la autoridad dispuso de refuerzos especiales para la operación del servicio Transantiago, acorde a la recomendación que se había realizado para que los asistentes prefirieran la locomoción colectiva para concurrir hasta las instalaciones de avenida Marathon.

De esta manera, el Estadio Monumental respondió a las expectativas puestas en él y nuevamente supo estar al servicio del deporte nacional.