alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Apertura: El Cacique también gana en los números
Un triunfo con el sello de Martin

A falta de un partido para terminar esta primera fecha del torneo (esta tarde juegan Audax y Palestino), ya se pueden sacar algunas conclusiones. La primera es que tal como se esperaba el campeonato será muy parejo: A Católica le costó mucho ganar en Iquique, mientras que Universidad de Chile sólo pudo empatarle a Antofagasta en la agonía y jugando como local. Pero la principal y más importante para los colocolinos es que el Cacique sigue mostrando buen fútbol y el primer tiempo ante Unión es una prueba más de la mejoría constante que experimentan los dirigidos por Coto Sierra.

No es casualidad que ante un equipo como Unión Española con jugadores técnicos como Lima, Mirosevic, Sandoval y Galdames, el Cacique haya llegado prácticamente a un 60% de la posesión del balón. Y la posesión no fue en vano, Colo-Colo llegó mucho más y con mayor claridad al arco defendido por Sánchez. Suazo, Paredes, Rodríguez, Vecchio y Valdés tuvieron posibilidades claras para aumentar las cifras. La variedad de atacantes se refleja en el simlar porcentaje de intentos ofensivos por los distintos sectores de la cancha. Por las bandas el Cacique atacó un 35,8%, mientras que por el centro intentó un 28,4%.

El dominio albo también tiene una demostración en la cantidad de pases realizados por el equipo, los albos completaron 545 pases, con una efectividad de 82,2%. Bastante más que los 345 pases conseguidos por los hispanos y el 70% de efectividad en la entrega.

Colo-Colo además muestra un nivel individual alto. Sin Villar, ni Beausejour en cancha, Paulo Garcés y Martín Rodríguez han asumido un papel protagónico y no se han achicado ante la oportunidad de ser titulares. La aparición del nacido en Diego de Almagro ha sido brillante, en Copa Chile ya anotó ante Concepción, ahora consiguió su primer doblete ante Unión Española y es el goleador del equipo. Además de los goles, Martín está construyendo una dupla incisiva por izquierda con Cristian Gutiérrez y asiste permanenetemente desde la siniestra a Paredes y Chupete.

El equipo del Coto, finalmente, está cumpliendo a cabalidad con el reglamento que exige la presencia de juveniles en al menos 45 minutos de cada partido. Cristian Gutiérrez, fue el dueño de la banda izquierda en Santa Laura y sumó 90 minutos en cancha. Si a eso le sumamos que en la banca estaban Bryan Carvallo y Gabriel Suazo, el Cacique tiene a los hombres necesarios para no sólo cumplir el reglamento, sino que también para proyectar futbolistas de alta calidad en el fútbol profesional.

Esto no sólo lo demuestran con nuestra camiseta, sino también cuando nuestros muchachos salen a préstamo. Los mejores ejemplos son Carlos Sepúlveda en La Calera (2 goles en Copa Chile) y Nicolás Orellanaque se transformó en el héroe de San Marcos al marcar el gol del empate en el minuto 92 ante Wanderers en Valparaíso.

En resumen, un partido jugado y uno ganado en una cancha muy complicada como Santa Laura. Ahora viene otro rival durísimo: Audax Italiano, con un equipo joven, dinámico y cada vez más afiatado bajo la dirección de Jorge Pellicier. Será una buena oportunidad para ver a la cada vez más aceitada máquina del Coto.