alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Día 4 de intertemporada en Brasil: Para triunfar hay que esforzarse
Nota Brasil

A las 10:00 de la mañana de este miércoles Colo-Colo comenzó su cuarto día de trabajos en el Complejo Bourbon Atibaia de Sao Paulo.

El panorama se repite: sesiones muy intensas, con Nano Torres aleonando a sus pupilos en la parte física, con Tito Tapia supervisando todo, con Claudio Maldonado, Marco Muñoz y Gualberto Jara con un rol mayor en las prácticas futbolísticas y con un completo staff que le da forma a la intetemporada en Brasil.

Los trabajos son intensos, rápidos y cortos. Con repeticiones. Con varias jornadas, a veces hasta cuatro en el día.

Sesiones para el fondo físico pero siempre con la pelota cerca. Reducidos de fútbol activos pensando en el semestre que viene pero también en el partido de la próxima semana ante Ñublense. Ganar en Copa Chile es clave y los jugadores lo saben.

Los arqueros, por cierto, han entrenado diferenciado con Claudio Arbiza. Agustín Orión, Brayan Cortés y Pablo Soto se han complementado y se ejercitan al máximo. No es verso, pero aunque la frase es repetitiva los muchachos están dejándolo todo, con un esfuerzo físico importante.

La dinámica es así: Trabajo, descanso, alimentación, trabajo, descanso, alimentación. Y suma y sigue. Pero todo ágil. Una hora en cancha, una hora en elongaciones, masajes y tranquilidad y otra hora a gimnasio o sesiones en piscina.

Profesor Claudio Arbiza ¿Cómo ha estado el trabajo con los arqueros?
Estamos bien, estamos bien… De a poquito llevándolo al trabajo que nosotros queremos. Vamos por buen camino. Ojalá que lleguemos a buen término para el comienzo del campeonato.

Son varios trabajos cortos pero intensos
Me gustan los ´trabajitos´ cortos, con mucha intensidad. Trabajar una hora pero sí explosivo, muy explosivo. Es lo que nosotros estamos acostumbrados a hacer. Tenemos que estar de repente un par de minutos parado y en cuestión de 30 segundos tenemos que parar tres pelotas. Por eso son trabajos de potencia, agilidad y explosivos, muy explosivos.

El arquero también debe dar seguridad, ser un líder ¿Usted les trasmite su experiencia en Colo-Colo y la selección uruguaya?
En todo, yo creo que uno nunca termina de aprender. Siempre hay que asimilar lo que a uno le pueden decir, porque en algún momento te puede servir. Yo creo que están bien (Orión, Cortés y Soto). Hay que hablarles, corregir… Es cierto: el arquero tiene que ser un poquito líder desde el fondo, es el que ve todo de atrás, es el que puede salvar con un grito una instancia de gol. Entonces hay que estar muy enchufado en eso: hablando, estando ‘metidito’, organizando. Todo eso es lo que hay que hablar, y tratar de inculcarles para que le quede y en el partido lo puedan hacer.

¿Es verdad que el arquero tiene que ser un poco loco?
‘Decímelo’ a mí (risas). Loco no, pero sí con temperamento, con temperamento especial. Somos los que estamos en los ojos de todo el mundo porque puedes tener 89 minutos perfectos y en el minuto 90 te hacen un gol y la culpa la tiene tú. Tenemos que convivir con eso, no tenemos que hacer caso a eso. En seguida, rápidamente, olvidar eso y estar preparado para la próxima pelota.

Audio completo de la entrevista con Claudio Arbiza:

arbiza 1 Nota NEUROBIONTA 632x380