alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Dasic Fernández y su mural en el Monumental: “Es un sueño de niño”
dasic fernandez 7 Nota 632x380

Una iniciativa de Under Armour trajo al Monumental a uno de los artistas urbanos más importantes del mundo. Es conocido como Dasic Fernández, vive en Nueva York y gira por el mundo llevando su imaginación y sus latas de spray. Una estrella del arte mundial que es chileno, colocolino y que dejó su huella en un hermoso mural que pintó con la asistencia de los artistas B-Side y Piri. La pintura inspirada en la identidad del Cacique en los 90 años de la muerte del gran David Arellano da para conversar al igual que su vida, arte y por supuesto fútbol.

¿Estás en Chile exclusivamente para realizar este mural?
Puede ser, lo que pasa es que vengo a Chile todos los meses porque está mi hija acá, así que vengo igual. Pero sí, hicimos coincidir todo para hacer este mural.

¿Qué significa para un colocolino como tú pintar este mural?
Aunque suene cliché es un sueño. Yo me dedico al dibujo por Colo-Colo. Siempre dibujaba las canchas, la Garra Blanca, todo lo que pintaba era Colo-Colo. Así que después de tanto tiempo estar acá… Es lo que siempre quise hacer. Es un sueño de niño.

¿A qué sector del estadio venías?
Venía a Cordillera cuando niño, tenía mi asiento. Era socio. Eso cuando empecé a venir al estadio, ya más grande venía a la Garra Blanca.

¿Con quién venías?
A Cordillera venía con la familia, unos primos y un tío. Ya después venía solo, con compañeros de la universidad, gente de la Garra Blanca.

¿Qué equipo te marcó?
Ese equipo de Espina, Coto Sierra, Emerson Pereira. El equipo de Gustavo Benítez, ese me marcó.

¿Tenías un jugador favorito?
Coto Sierra era mi ídolo

¿Jugabas de 10 en las pichangas?
Sí, me gustaba jugar de volante de creación.

Estás viviendo en Estados Unidos y has pintado en distintos lugares del mundo. Cuéntales a los colocolinos que no te conocen más de tu trayectoria
Cuando era chico siempre me iba bien en artes plásticas y siempre le entregaba dibujos del Colo a la profe. Entonces ella un día me dijo: Mira, está todo bien. Pero te voy a prohibir que pintes cosas de Colo-Colo. Vas a dibujar otras cosas. Así empecé a hacer otro tipo de dibujos, al poco tiempo empecé a pintar grafitis, luego estudié arquitectura y después me fui a vivir a Estados Unidos. Siempre siguiendo al equipo de mis amores, cada vez que vengo a Chile vengo al estadio. Desarrollé mi estilo y mi imagen tanto en Chile como en el extranjero y ahora tengo la posibilidad de plasmar toda esa experiencia en este muro en el estadio.

dasic fernandez 11 Nota 632x380

¿Cómo ha sido pasar de la clandestinidad del grafiti chileno a ser un artista reconocido en el mundo?
Más que el cambio de uno es el cambio de cómo la gente enfrenta esa situación. Si ven a un niño con un spray pintando un muro probablemente venga un paco o un vecino a decirle que se vaya. Pero si el mismo niño está pintando con un pincel no le van a decir nada. Es la percepción de la gente la que cambia. Yo jamás voy a renegar de mis inicios en el grafiti. Pero gracias a la constancia y al trabajo permanente la gente empezó a aceptarlo. Es cierto que una vez que eres aceptado afuera finalmente te aceptan acá. Pero es la percepción de la gente, lo veo como una cuestión de prejuicios, si ven a alguien vestido de cierta manera, con ciertas herramientas. Pero yo no me preocupé de eso. Sólo me preocupé de trabajar, mejorar mi estilo y hacer cosas que fueran impresionantes para la gente.

Ya pintaste en un estadio, en el de los Dolphins en Miami. ¿Es muy distinta la experiencia?
He estado pensando en eso y es bien distinto. De partida allá no buscaron artistas que tuvieran relación con el eequipo. Sólo buscaron a los mejores representantes del arte urbano. Acá es muy distinto porque la hinchada del fútbol es muy distinta a la del fútbol americano, es más exigente también. Tuve que salirme de mi rol de artista y poner mis recursos y talentos en favor del público colocolino. Me siento mucho más exigido acá que en el estadio de los Dolphins. Allá dejaron todo a mi libertad y pinté a un futbolista americano no porque me lo hayan sugerido, sino porque quería que la gente se identificara con la pintura.

Allá dibujaste un encapuchado con un casco en vez de capucha, acá en los retratos no hay ningún encapuchado ¿Fue algo que pensaste en incluir teniendo en cuenta que es uno de tus sellos?
Sí lo pensé. Hace poco hice un mural con la Garra Blanca en Renca y ahí sí hice un encapuchado. Tenía más que ver con la Garra Blanca. Acá el muro que elegimos es de tribuna que para mí significa familia. Yo venía acá y acá viene gente que le puede gustar o no la Garra Blanca. Entonces lo que quería era que esa familia se sintiera identificada con lo que hay ahí.

¿Estás con otros proyectos?
Sí, tengo un par de murales. En Lastarria, una estación de metro. Hay un par de proyectos. Mañana me voy a un tour por el mes de junio a New York, después Corea, Francia y Haití. Después vuelvo a Chile.

¿Cómo te gustaría que recibieran los hinchas este mural?
Uno de mis objetivos siempre es inspirar a la gente y cuando hablo de inspirar quiero decir que la gente se emocione con lo que está mirando y eso te haga entrar en un ambiente de emociones que es lo que provoca el estadio, Colo-Colo y el fútbol. Espero ser un aporte más a lo que genera el club.

¿Cómo sigues a Colo-Colo desde allá?
Radio, internet, como sea sigo al club.

¿Cuál es tu jugador favorito de este momento?
Paredes, lo máximo. Hay cabros jóvenes que andan bien, Suazo anda bien. Pero Paredes se destaca por sobre todos los jugadores del fútbol nacional, además por la edad que tiene y la soltura con que juega.

¿Merece un mural?
Merece un mural

¿Un Paredes encapuchado?
Podría ser, habría que hablarlo con esteban Efraín