alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Damián Malrechauffe: “Vengo a sumar mi granito de arena a esta institución”
Damián Malrechauffe

Este miércoles, Colo-Colo llegó a un completo acuerdo con el defensa central Damián Malrechauffe, transformándose así en el sexto refuerzo del Cacique.

Durante la mañana el charrúa se realizó los exámenes de rigor en la Clínica Meds y por la tarde firmó el contrato que lo liga a nuestra institución.

“Estoy muy contento de haber arreglado en el equipo más grande de Chile, vengo con muchas expectativas de lo que será este camino de Colo-Colo con los tres torneos (Copa Chile, Torneo Nacional y Copa Sudamericana), vengo con todas las ganas de sumar”. Estás fueron las primeras palabras del central uruguayo como jugador de Colo-Colo.

Malrechauffe, 28 años y de 1,86 metros de estatura, llega proveniente del Cúcuta Deportivo de Colombia, tras ser capitán en el Danubio uruguayo y formar parte del plantel de Tijuana de México.

“Colo-Colo es un equipo conocido en Sudamérica y mundialmente, uno ya conocía lo que se juega este club tan grande, es muy lindo estar en un equipo que aspira a grandes cosas”, sentenció el charrúa.

El defensa reconoció que ya tuvo un acercamiento y cruzó algunas palabras con el técnico de Colo-Colo Gustavo Benítez: “Sí he hablado muy poco, pero cuando comiencen los entrenamientos seguramente hablaremos un poco más”.

El central uruguayo se suma a los ya incorporados Justo Villar, Jason Silva, Fabián Benítez, Javier Toledo y Nicolás Crovetto, quienes ya practican bajo las órdenes del cuerpo técnico.

¡Bienvenido a Colo-Colo, viejo!