alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Colo-Colo selecciona a un puñado de jóvenes talentos

Garra, técnica, rapidez y personalidad. Cuatro características indispensables para quienes vienen a probar suerte a Pedrero y que los técnicos buscan en los jóvenes talentos que aparecen en las pruebas masivas. No es tarea fácil, entre jueves y viernes de la semana pasada 2 mil niños llegaron hasta el Monumental buscando su gran oportunidad en el fútbol.

De ellos sólo quedan unos pocos. “Acá en Colo-Colo están los mejores jugadores, por lo mismo los criterios de selección son súper exigentes”, explica Miguel Riffo, el ex central albo que también pasó por una selección similar en su momento. “Yo llegué gracias a la escuela de fútbol de La Araucana. De ahí me trajeron, quedé, empecé a entrenar y no paré más, hasta ahora que soy técnico”, recuerda.

Tal vez el principal obstáculo para quienes buscan ser futbolistas de Colo-Colo es el altísimo nivel de los jugadores que ya participan en las divisiones menores. A eso apunta Hugo González, DT de la Sub 17: “Los que se vienen a probar tienen que estar a la par con los que ya están acá o ser mejores”.

Tan así es que quienes finalmente logran quedar se pueden contar con los dedos de una mano. Sin ir más lejos este año en una serie como la actual Sub 17 sólo se ha incorporado un jugador. No es casualidad apuntan en cadetes: “A medida que los jugadores van creciendo se hace más difícil que queden seleccionados porque hay menos posibilidades de mejorar. La diferencia con los que están se hace muy grande”.

El fin de semana los jugadores preseleccionados podrán demostrar sus condiciones en una serie de partidos amistosos. Será el último obstáculo para que oficialmente pasen a ser parte del club más grande de Chile.