alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Colo Colo recibe a Alianza Lima en un amistoso con historia

Un partido amistoso con historia será el que esta noche disputen Colo Colo y Alianza Lima en el Estadio Monumental, a partir de las 19:00 horas.

La histórica amistad entre los clubes más importantes de Chile y Perú se remonta a un trágico accidente sufrido por el plantel de los íntimos en el año 1987, instancia a partir de la cual ambas instituciones desarrollaron una fraterna amistad.

En aquel año, Alianza Lima era el mejor equipo del torneo peruano de Primera División, y daba la impresión que a pocas fechas del final del campeonato se iban a quedar con el título dejando sin el logro a sus acérrimos rivales: el Universitario.

Como los dirigentes del cuadro aliancista decidieron que el plantel debía viajar en charter de ida y regreso a la capital peruana, tras el triunfo decidieron retornar de inmediato a Lima, eso fue el 8 de diciembre. Ese día el equipo viajó en un avión Fokker de la Marina de Guerra del Perú, el que por razones desconocidas, por ese entonces, cayó al mar estando a escasos kilómetros del Aeropuerto Internacional Jorge Gálvez, en la localidad de Ventanilla.

En la tragedia fallecieron todos los jugadores aliancistas, más el cuerpo técnico encabezado por Marcos Calderón, árbitros, parte del equipo médico del club e hinchas, dejando un total de 43 víctimas fatales en un hecho conocido por los medios como la “Tragedia de Ventanilla“. Sólo el piloto del avión, Edilberto Villar Molina, sobrevivió al accidente.

Pero lo que más llamó la atención del planeta fútbol fue la reacción que tomó, muy lejos de Lima, el cuadro de Colo Colo, que al ver cómo Alianza se quedaba sin plantel para enfrentar el cierre de la temporada acudió en su ayuda prestándole cuatro jugadores (José Letelier, Parko Quiróz, Francisco Huerta y René Pinto).

Con los “albos” en cancha, sumados al regreso como jugador y entrenador de su máximo ídolo Teófilo Cubillas, y de jugadores de las divisiones inferiores afrontaron lo que quedaba de torneo, que finalmente terminó en manos de Universitario de Deportes, pero eso poco importó en la hinchada aliancista.

Porque en diciembre de 1987 comenzó una relación de amistad que se mantiene hasta el día de hoy, haciendo partidos amistosos en conjunto y actividades que acentúan más una hermandad que en medio de una tragedia como la que vivió Alianza, Colo Colo le brindó una mano.

Cabe mencionar que hoy José Letelier es entrenador del fútbol femenino y que por otro lado fue tercer arquero en la Copa Libertadores de 1991.

Entradas a la venta en Feriaticket y en el Estadio Monumental.