POR FIN NUESTRA CASA, NUESTRA RUCA (1980-1990)


A tres años de su nacimiento, Cobreloa campeonó en 1980, donde el Cacique recaló tercero. Sería el gran rival de Colo-Colo en esta década.

En 1981, bajo el mando técnico de un joven Pedro García (35 años), el Popular logró una estrella disputada hasta el final, precisamente con los loínos. En la antepenúltima jornada se enfrentaron ambos equipos en el Nacional. Fue el miércoles 13 de enero del 82, ante 70.917 espectadores y con dos goles de Carlos Caszely el Cacique venció 2-0 y sacó una buena ventaja.

El traspié en la fecha siguiente (0-1 ante O’Higgins en Rancagua) solo le puso más pimienta a la corona sellada finalmente en el último capítulo, ante Palestino.

Lizardo Garrido y Severino Vasconcelos jugaron los 30 partidos del año, y fueron baluartes también en la Copa Polla Gol, finalmente decisiva para la obtención de una nueva estrella, debido a que esa bonificación terminó siendo la ventaja de Colo-Colo sobre Cobreloa.

Esa disputa siguió: El 82 fue para los loínos y el 83 debía ser albo. Ambos equipos llegaron empatados en puntaje a la última fecha. Tras el 1-1 de los nortinos ante Iquique y el triunfo por 2-0 de los albos frente a Audax Italiano (ambos partidos jugados de manera simultánea el domingo 1 de abril de 1984), el Cacique celebró un título sufrido.

El DT Pedro García utilizó casi dos equipos completos en el campeonato más largo de la historia del fútbol chileno (comenzó en agosto de 1983 y cerró en abril del año siguiente).

22 jugadores estuvieron en la campaña, destacando en cuanto a presencias Juan Rojas, Alejandro Hisis, Luis Hormazábal, Severino Vasconcelos, Jaime Vera, Horacio Simaldone y Lizardo Garrido. Al otro extremo, estuvo en tres partidos un volante que marcaría historia: Jaime Pizarro.

Fuera de la Liguilla el 84 (tercero en la zona norte tras los clasificados Cobreloa y Cobresal) y tercero el 85, Colo-Colo campeonó en 1986 luego de una final de película.

Tras igualar en puntaje con Palestino, Colo-Colo venció 2-0 a los árabes en una histórica definición, jugada el 28 de enero del 87, en el Nacional ante 73.967 espectadores.

Tal como en 1947, donde el Tigre Sorrel se estrenó como DT y campeón con 35 años, y como en 1960, donde repitió el estratego Hernán Carrasco (33 años), Arturo Salah debutó en el banco con 36 años y terminaría de monarca.

El equipo albo tuvo como referente en cancha al golero Roberto Rojas (el único que jugó todos los partidos del campeonato), acompañado por Lizardo Garrido, Fernando Astengo, Óscar Rojas, Luis Hormazábal, Jaime Vera, Arturo Jáuregui, Jaime Pizarro, Raúl Ormeño, Hugo Rubio y Juan Gutiérrez como oncena base.

Segundos el 87 y sextos en 1988, el de 1989 fue el primer título oficial alcanzado por Colo-Colo en el Estadio Monumental. Tras empatar 1-1 con Cobresal (goles de Sergio Díaz para el Cacique y Rubén Martínez para el visitante), el equipo de Arturo Salah celebró en un año que incluyó la extraña eliminación de la Copa Libertadores, tras el triunfo por 5-4 de Sol de América sobre Olimpia.

El DT terminó siendo paseado en andas tras la obtención de la corona, que tuvo en cancha como referentes a Lizardo Garrido, Daniel Morón, Rubén Espinoza, Sergio Díaz, Jaime Pizarro, Marcelo Barticciotto, Eduardo Vilches y Sergio Salgado.

En este periodo, el conjunto blanco también ganó la Copa Chile en las temporadas 1981, 1982, 1985 y 1989. Por el contrario, la gran deuda de Colo-Colo estuvo en el campo internacional, donde pese a realizar buenas presentaciones, en las cuales llegó a ganar a Sao Paulo como visitante en 1987, sólo consiguió superar la primera fase de la Copa Libertadores de América en 1988.

El 30 de septiembre de 1989, bajo el mandato de Peter Dragicevic, se inauguró de forma definitiva el Estadio Monumental, con un partido entre Colo-Colo y Peñarol, que terminó con triunfo del Cacique por 2-1.El primer gol marcado en este recinto fue de Marcelo Barticciotto. La primera vuelta olímpica en el nuevo estadio se dio ese mismo año, cuando Colo-Colo superó a Cobresal. Un dato: En el estreno por el campeonato jugando en la Ruca, Colo-Colo enfrentó a Valdivia, dirigido por un crack histórico albo, ganador de 5 coronas: Leonel “Chuflinga” Herrera.