LOS MEJORES DE AMÉRICA (1990-2000)


En el año 1991 el equipo se coronó Campeón de América al ganar la Copa Libertadores.Colo-Colo derrotó en cuartos de final a Nacional de Uruguay y eliminó en semifinales a Boca Juniors de Argentina.

Luego de empatar 0-0 en la final de ida frente a Olimpia de Paraguay, en el Estadio Defensores del Chaco de Asunción, el Cacique venció 3-0 en la histórica vuelta en el Monumental, el 5 de junio de 1991, con dos goles de Luis Pérez y uno de Leonel Herrera (hijo). Se transformó así en un recuerdo imborrable para los hinchas y por ser el único equipo chileno en ganar dicho torneo.

Bajo la dirección del croata Mirko Jozic, Colo-Colo perdió ese mismo año la Copa Intercontinental en Tokio por 3-0 ante el Estrella Roja de Belgrado.

Sin embargo, en 1992, el club ganó la Recopa Sudamericana al derrotar por penales a Cruzeiro de Brasil, en Kobe, Japón, y la Copa Interamericana en 1992 al vencer a Puebla de México.

En el ámbito local, Colo-Colo lideró la década: En 1990 terminó sacándole ocho puntos a su más cercano perseguidor (Universidad Católica). Además, debutó el goleador Rubén Martínez (scorer del torneo con 22 anotaciones).

Al año siguiente, Mirko Jozic, era que no, utilizó la base del equipo monarca de América, agregando a Hugo Rubio y Agustín Salvatierra.

En 1991 la coronación en Chile se mezcló con el título de la Libertadores, un viaje a España para jugar ante Real Madrid, el viaje a Tokio para medirse ante Estrella Roja y los fallecimientos del Tigre Sorrel y Luis Hernán Álvarez, dos insignes.

El Cacique fue campeón en Coquimbo pero se negó a recibir la copa, para hacerlo en su casa. Cuatro días después, en la Ruca, 18 palomas se lanzaron al cielo en señal de los 18 títulos albos.

Con esto llegaría el tricampeonato, igualando a Magallanes.

El paréntesis sin copa del 92 (donde Colo-Colo fue escolta de Cobreloa) se hizo breve. Con un Monumental lleno (66.820 espectadores), el Cacique derrotó por 3-0 a Unión Española y se coronó en el torneo oficial de 1993, a falta de una jornada.

Mirko Jozic seguía en la banca con los referentes del 91 en escena y nuevas figuras: Javier Baena (el jugador con más minutos en el año tras Javier Margas), Agustín Salvatierra, Juan Castillo y Pedro Reyes, entre otros.

Al final, Colo-Colo le terminaría sacando cuatro puntos de ventaja a Cobreloa, su más cercano perseguidor.

Cuartos en 1994 y terceros el 95, Colo-Colo comenzaba en 1996 otro exitoso ciclo de títulos.

Festejando en la penúltima fecha del torneo, tras un 1-1 ante Audax Italiano (gol de Fernando Vergara y Claudio Borghi para la visita), el Cacique brilló con nuevas figuras que le darían varias alegrías al club. El equipo de Gustavo Benítez tuvo como base (jugadores con más minutos en cancha) a Marcelo Espina, Marcelo Ramírez, Pedro Reyes, Emerson Pereira, Marcelo Barticciotto, Juan Carlos González, Francisco Fernández, Fernando Vergara, Ivo Basay, José Luis Sierra y Mario Salas.

Fue el primer título de Luis Mena, que actuó 45’ en la última fecha.

En 1997, en la última fecha del segundo torneo del año (en el primero se perdió en la definición ante la UC), Colo-Colo goleó 4-0 a Temuco sabiendo ya que era campeón, debido al traspié el día anterior de la propia Universidad Católica.

Gustavo Benítez mantuvo a su columna vertebral: Rambo Ramírez, Juan Carlos González, Pedro Reyes, Espina, Emerson, Coto Sierra, Basay y Barticciotto. Y asomaron Raúl Muñoz y Manuel Neira, entre otros.

Para 1998 el archirrival estaba esperanzado. Colo-Colo jugaba en el Monumental ante Deportes Iquique sin lograr el triunfo. Hasta que apareció Francisco Rojas a los 82’ y marcó el 2-1 definitivo que cerró una campaña emocionante. El Cacique llegó a los 64 puntos; su escolta, se quedó en 63.

Fue el cierre del ciclo de Gustavo Benítez, que luego partiría a dirigir a España. Héctor Tapia fue el único que jugó en los 30 partidos. Marcelo Espina fue quien más minutos sumó. Francisco Rojas, Rambo Ramírez, José Luis Sierra y Pedro Reyes les siguieron en cuanto a presencias en el torneo, anotando además un año inolvidable en sus carreras, que incluyó el Mundial de Francia 98.

En ese mismo periodo, Colo-Colo eliminó a Estudiantes de La Plata y Flamengo y llegó a la semifinal de la Supercopa 1996. Al año siguiente, repitió la campaña (quedando eliminados ante Sao Paulo) y alcanzó también las semifinales de Copa Libertadores de América, siendo eliminado por Cruzeiro en los lanzamientos penales.