alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Claudio Daniel Rojas y el fútbol, juntos en Europa
nota-rojas

Ante Real Madrid en su casa. Categoría Sub 17. Gran partido, personalidad, buen juego… Torneo de Gradisca, Italia. Gran torneo, fútbol, personalidad y eliminación por penales en semifinales.

Claudio Daniel Rojas. 37 años, el técnico, también profesor de educación física, ex PF en Primera.

Al final, su análisis de lo vivido en Europa. En su tercera experiencia en el campeonato italiano. Y también su mirada hacia el próximo Mundial Sub 17 a jugarse en Chile. Al grano, al ritmo de un expresso en el café Fontana de Lignano, cerca de Venecia, lugar de concentración del equipo albo durante el torneo.

Claro. Profundo. Futbolero total.

¿Cuál es tu evaluación general de la gira por Europa, tomando el torneo de Gradisca y el partido ante Real Madrid?
Indudablemente que hay un partido de carácter amistoso pero yo lo enmarco dentro de la gira. Si bien acá (en Italia) se jugaba por los puntos y allá no, sin duda quien más nos propuso y nos hizo entregar lo mejor de cada uno de nuestros jugadores fue el Real Madrid. Desde el punto de vista de compartir la intención de poder imponerse al rival a través del buen juego.
Considero positiva la evaluación de lo que hicimos acá, principalmente por el rendimiento de nuestros jugadores y porque jugadores que en la competencia nacional son capaces de marcar diferencias, acá (en Europa) también lo pudieron hacer. Hubo rendimientos muy parejos. Cuesta encontrar un jugador que haya tenido un rendimiento excluyente, y también cuesta encontrar alguno que no haya andado dentro de su nivel.

Volviendo a Chile hay que ir por el campeonato, lo dicen los chicos. Pero también el que la mayoría haya andado bien en Europa, ¿te hace pensar que varios puedan llegar al profesionalismo?
Nosotros en estas categorías, Sub 17 y Sub 19, apuntamos a eso, a que sean categorías altamente competitivas.
El tema cantidad está muy por debajo de lo que es calidad de jugadores. Es un plantel corto pero rico en individualidades. Y claro, ellos al manifestar dentro del juego, a nivel internacional, con otra presión, que son capaces de sostener rendimientos, uno indudablemente que piensa que son proyectables al plantel.
Ahora, son múltiples factores los que influyen para que ellos puedan o no llegar: intereses personales, situaciones externas que pueden ser conflictivas, llámese amigos, familia, representante…

Pero viendo solo lo futbolístico, lo técnico, lo táctico, lo físico, lo psicológico dentro de la cancha, ninguno se amilanó al jugar acá ¿Te hace pensar que tiene las potencialidades, la mayoría, para llegar a Primera?
Sí, indudablemente que sí. Tienen potencial futbolístico y eso lo pudimos ver acá y también lo podemos ver en Chile. Son capaces desde lo individual de marcar diferencias. Y cuando se comienzan a asociar, el juego colectivo que muestran es muy llamativo y muchas veces incontrarrestable para los equipos rivales.

¿Hoy hay alguien de esta Sub 17 que esté en condiciones de estar en el primer equipo?
(Piensa). Con condiciones de estar, puede haber varios. Nombres no te voy a decir, pero yo preferiría que fueran paso a paso.

¿Esto es formación o competencia?
(Piensa) Por más que me lo pregunto aún no sé qué concepto poner uno por sobre el otro: competición-formación o formación-competición. Soy de la postura que esto es formación para la competencia. Ahora también creo que por la forma de dirigir de cada entrenador se puede seguir formando jugadores siempre, enseñándole posición, cosas tácticas.
Desde mi punto de vista no se debería dejar nunca de hacer eso. Es como una forma de juego en equipo. Para mí esto es formación para la competencia: formación, que aprendan a jugar con estrés, algo propio también de esto, ahora sin intentar ganar a cualquier precio. Intentar ganar con argumentos futbolísticos, con la pelota al piso, asociándonos, saliendo a protagonizar los partidos y no especulando, en el fondo eso es lo que se intenta hacer en todas nuestras categorías en el Fútbol Joven de Colo-Colo.

Más allá de dar nombres eventuales para el primer equipo, sí me puedes dar los nombres destacados de esta gira ¿Qué jugadores para ti estuvieron desde su rendimiento habitual hacia arriba?
Uno siempre termina dando nombres (risas), pero me sorprendió gratamente el rendimiento de Iván Morales. Creo que no hizo un buen Sudamericano (con la Selección), regresó con mucha desconfianza al club y en poco tiempo logró sobreponerse. Eso es un buen indicador: que un jugador se sacuda mentalmente rápido, de un momento conflictivo y difícil y que venga acá después de un mes del Sudamericano y demuestre que sí tiene argumentos para poder competir a nivel internacional.
El mediocampo nuestro entre Gonzalo (Miranda), Chilote (Juan Vargas) y Luciano (Díaz) repitieron lo que venían haciendo en Santiago y fueron capaces de generar situaciones de gol a favor, cosa que en los otros dos campeonatos (de Gradisca 2014 y 2013) habíamos estado al debe. Tú viste cómo juegan las defensas: cuesta mucho ingresar, cuesta mucho crear situaciones de gol y en esa gira me deja muy contento el hecho de que fuimos capaces de mantener una solidez defensiva, y además generar muchas situaciones de gol. Es porque estos jugadores además de dar pases gol en Chile, acá también lo pudieron hacer.
El bloque defensivo: la dupla entre (Diego) Ohlsson y (Diego) Cayupil, muy buena coordinación, rápidos en los cruces, mantuvieron siempre la defensa corta, jugando casi siempre en mitad de cancha.

nota-rojas2
Ohlsson dice que sus mejores partidos con la camiseta de Colo-Colo los jugó acá en Europa ¿Coincides con eso?
Diego, por lo que lo conozco, me he dado cuenta que en situaciones límites muestra lo mejor de sí. Por ejemplo: el año pasado jugando por la Sub 15 jugaba en un nivel, que era óptimo, pero cuando fue ascendido a la Sub 16 mejoró. Eso nos indica que él, mentalmente es un jugador fuerte. La adversidad lo hace mostrar cada vez lo mejor de él como jugador.

¿Los penales son una lotería?
No, no son lotería… no son lotería. (Piensa) Son ejecuciones técnicas de buen nivel de los jugadores que se comprometen a patear un penal, pero sin duda el factor que más influye es el factor mental. Y eso es muy poco entrenable. Tendríamos que generar una situación que el jugador sabe que no es tal… En el fondo uno tiene que tener la percepción de quienes son los mejores pateadores, pero la única forma de que se enfrenten a una situación límite es vivirla. No se puede recrear una situación límite como ésta (definición a penales).

Más allá de que este grupo sí entrenó penales en Santiago
Los entrenó y todos patearon bien, sin excepción, con muy buenos gestos técnicos porque son todos muy buenos jugadores. Pero la cabeza nos jugó una mala pasada en ese momento. Minutos claves, o segundos claves.

¿Con qué sensación te quedaste tras haber quedado en semifinales con un equipo que, lo decían los rivales incluso, era para disputar la final? ¿Tienes alguna autocrítica o alguna crítica hacia los jugadores?
Crítica a los jugadores ninguna, todo lo contrario, agradecerles por la entrega que mostraron, por el compromiso, tanto en comportamiento previo a cada partido, acá en la concentración, después el compromiso colectivo que mostraron en la cancha, todos luchando, todos corriendo, todos intentando poner la pelota al piso y jugar bien.
Y autocrítica… Me cuesta digerir todavía, porque siento que sí teníamos el fútbol, y lo demostramos partido a partido, para poder haber logrado un campeonato, pero esto no es matemáticas. Hay momentos que son claves dentro del torneo, que marcan el sino de poder lograr un objetivo como el título.

¿Qué significa para los chicos venir a Europa? ¿Para sus carreras?
Me he dado cuenta que esta categoría, en nuestro fútbol formativo, es el paso previo a la juvenil, es la “graduación para”. Los jugadores que son capaces de sostener rendimientos acá en esta gira, después son jugadores confiables pasando a la categoría Sub 19. Sin duda que el punto de vista emocional es muy importante también. Acá jugamos el partido amistoso con el Madrid y después jugamos cinco partidos de competencia y te pudiste dar cuenta que aún jugando con rivales que, desde el punto de vista de técnica individual, no tenían tanta riqueza, sí eran equipos muy organizados y cuesta poder imponer tu fútbol. Las canchas tampoco acompañan y los jugadores, aún así, fueron capaces de hacerlo. Aún así pudieron vivenciar esto de que enfrento a un equipo italiano, y que son iguales que nosotros.
Nosotros estamos tan lejos allá en Sudamérica y miramos todo tan lejano, se ve todo tan lindo por televisión, miramos el Real Madrid, la Juventus y los jugadores al estar acá se dan cuenta que son jugadores como nosotros, no hay ningún súper hombre, que se puede competir de igual a igual, que se pueden imponer los términos futbolísticos siempre y cuando tengas convicción, y es lo que los muchachos mostraron acá.

Fueron simbólicos en ese sentido los partidos ante Real Madrid y la selección italiana Lega Pro (clubes zonales). Allí visualmente era enfrentar la camiseta del Madrid, en su casa y con una infraestructura espectacular, y la camiseta de Italia, con el escudo de Italia. Y ante eso los jugadores fueron de igual a igual
Los jugadores se dan cuenta que pueden competir. Son instancias que se deberían repetir, año a año. Deberíamos ser capaces también de generar nosotros como club que esto se repita en todas las categorías.

Eso está como política de club
Sí. Nosotros tenemos por cada categoría una gira. Y es clave. Esta misma gira podría alargarse, por ejemplo. Ya han llegado algunas invitaciones.

Como técnico, es tu tercera gira por Europa con las distintas Sub 17 año a año ¿Cuál es la comparación entre divisiones inferiores de acá y de Chile?
Nosotros, gracias a la globalización y a que la información corre por todo el mundo, hemos sido capaces de primero, en Colo-Colo, generar una metodología de Fútbol Joven y actualizarnos constantemente, a través de nuestras jefaturas. Creo que estamos muy al día en lo que se está haciendo. Hay una coherencia entre cómo quiero jugar y cómo entreno. Y después en el desarrollo del partido, sin duda que te das cuenta que tenemos recursos como para poder imponer nuestro juego. Lo hacemos así. En todos los partidos acá lo hicimos así.
Creo que estamos bien encaminados. Lo importante es sostenerlo en lo que es la captación del talento y que este talento no se desvíe en el camino porque hay muchas tentaciones que lo pueden desviar. Ahí está la clave de todo. En lo que es metodología, cómo se entrena, cómo se juega, el gusto por el juego, varía dependiendo del entrenador que dirija ese equipo. Nosotros afortunadamente como Fútbol Joven tenemos una matriz de juego, que se desenvuelve bajo ciertos principios y todas las categorías intentan jugar igual. El técnico le agrega un matiz más, matiz menos. Y para eso nuestra metodología de entrenamiento es muy buena. Es actualizada y moderna. Álvaro (Saffa, jefe del área física de cadetes) ha venido a Europa a hacer pasantías, también me ha tocado a mí, Hugo (Balladares, jefe técnico de cadetes) también ha hecho pasantías en España y hace poco. Ahora me toca quedarme de nuevo, entonces estamos bastante actualizados.
Incluso más: técnicos del Deportivo Cali, de Coritiba, de los daneses de Midtjylland, campeones del torneo, se nos han acercado porque les interesaría visitarnos en el club para saber cómo trabajamos, porque les llamó mucho la atención la forma de jugar.

nota-rojas2
¿Cómo va a ser tu semana acá, mirando fútbol?
Tengo organizado primero observar partidos de la Liga española. El primero Atlético Madrid – Athletic de Bilbao el sábado. El domingo Valencia-Eibar dos equipos que pelean, uno por acceder a Champions y el otro por no descender, me parece un partido interesante. Y la próxima semana (N. de R: esta semana) de lunes en adelante voy a visitar las instalaciones de Villarreal, para ver cómo entrenan en sus diversas categorías, desde niños de 8 años hasta la Sub 19, ver la formación. Hablé con Pancho Lara que está ahí y Alberto (Gutiérrez, gerente de Fútbol Joven) también habló con su dirigencia.
Y después tengo plan A y plan B. El plan A sería ir al partido Bayern Munich-Barcelona en Barcelona y luego ir al Espanyol de Barcelona, y el plan B es quedarme en Madrid para ir a conocer el Rayo Vallecano. Me llama mucho la atención la propuesta de su entrenador, Paco Jémez, porque dirigiendo un equipo chico propone y propone mucho. Incluso a los equipos grandes los tuvo en las cuerdas y le faltó, por así decirlo, la individualidad que marcara la diferencia. Me llama la atención que siendo un equipo chico intenta jugar como lo hacemos nosotros: con la presión alta, ataque por banda, por dentro, con mucha gente involucrada en el juego ofensivo, jugar con la defensa en la mitad de cancha… eso me llama la atención y me gustaría ir a observarlo.

¿Crees positivo que un jugador, casi sin debutar en Primera o con muy pocos partidos, se venga a Europa?
(Piensa) En base a la experiencia, en lo que he visto hasta ahora, me inclino en que no es lo mejor. Me inclino porque haya una campaña en el fútbol local, con el club local, en este caso Colo-Colo o el club al que pertenezca el jugador, campañas a nivel internacional con ese club, selección nacional y venta al extranjero. Equipo de nivel medio… nivel medio, medio y ¡pum! O sea que el jugador haga su última etapa de maduración compitiendo allá (en Chile), que se sustente, se haga fuerte como jugador, como individualidad y que después de eso dé el salto exponencial de ir a jugar a Europa.

La excepción sería Mauricio Isla
Es una excepción. Son más los casos como David Pizarro, Matías Fernández, Arturo Vidal… Se consolidaron en sus clubes de inicio para luego llegar a Europa.
Sin duda que venir a este medio que es tan competitivo, no habiendo alcanzado aún la madurez ni personal ni futbolística, me parece que se les pone mucho más cuesta arriba la situación.
Incluso intentar jugar. La cantidad de equipos que hay acá, la cantidad de jugadores que hay… Al final terminan jugando en equipos de Tercera o Cuarta categoría no habiéndose puesto a prueba primero para terminar su proceso formativo, y haber llegado mucho más consolidado como persona y como jugador a jugar acá a Europa.

Hay cosas incomparables entre el fútbol sudamericano y el europeo, por infraestructura y por los montos que se manejan en Europa. Pero comparándolo solo en el juego: Tú viste el partido entre Real Madrid y Atlético Madrid, en el Bernabéu por la Champions ¿Hay distancia? ¿Cómo ves lo que se hace en Sudamérica ya no en cadetes, sino en profesionalismo?
Desde el punto de vista del juego, las diferencias en cuanto a la organización no son abismantes. En ese partido vimos un equipo que protagoniza y propone, que ataca que busca, y otro que especula y espera. Ninguna novedad, se ha jugado así en la historia del fútbol siempre. Desde el punto de vista organizativo lo que más me llama la atención es la fase defensiva de los equipos: de cómo se mueven todos juntos para recuperar la pelota, cómo reducen los espacios, cómo presionan todos juntos, y creo que ahí hay una diferencia. No creo que sea mejor o peor, hay una diferencia. A nivel sudamericano se da mucho la marcación a nivel individual, a excepción de algunos equipos. Es mucho esta asignación individual de marcación, por lo tanto se genera mucho espacio, o la cancha se ve tremendamente larga por la posición de los jugadores. Porque en el fondo la altura de tu bloque defensivo depende mucho de la altura del centrodelantero del equipo rival. Entonces cuesta mucho ver equipos que jueguen con línea de cuatro en Sudamérica. Sí hay muchos equipos que juegan con cuatro defensas… cuando el lateral marca al puntero, el central marca al nueve, el otro central sobra y al final en esa organización zonal defensiva creo que hay una diferencia.

Acá hay más defensa en bloque
Sí. Acá el Real Madrid Sub 17 lo hacía muy bien, Italia Sub 17 también lo hacía muy bien. Todos los equipos en general son muy organizados, por eso cuesta tanto generar situaciones de gol.
Ahora yendo a lo individual indudablemente que hay diferencias insalvables, acá están los mejores a nivel mundial. Lo que más me llamó la atención de estas individualidades es el compromiso: los que son talentosos para atacar tienen compromiso para defender. Defienden como el mejor central del mundo. Y por otra parte los centrales, los que se manejan mejor defensivamente, cuando atacan no pierden la pelota. Atacan posicionados en mitad de cancha y desde ahí sale el apoyo de todos los compañeros. Está este compromiso de que defiendo pero ataco, y los que son más talentosos también defienden y mucho.

Tendríamos que aprender entonces a disputar un partido a full en todas las facetas
Todos atacan, todos defienden ¡El fútbol total! Apostar a eso. Allá vemos cuatro que atacan y seis que defienden. Y el 10 o el 9 se da mucho que no quiere marcar.

¿A qué edad se sabe si un jugador llega a Primera? ¿Ahora en la Sub 17 o en la juvenil?
¿La consolidación en un plantel? Son muchos más los jugadores que llegan y no son capaces de sostener o de mantenerse, a los que llegan y son capaces de hacer trayectorias de 15, 14 años.
Es difícil, creo que a los 23 años…

¡23!
Claro, porque recién ahí el jugador tiene tres torneos jugados. Uno en la banca, uno como suplente y siendo primera opción y en el tercer torneo consolidado como titular.
Uno dice, por ejemplo, ¿Bryan Carvallo es un jugador ya profesional? ¿Consolidado, con trayectoria?
Es categoría 96, tiene 19 años… Este segundo semestre lo más probable es que en vez de jugar 20 minutos, va a jugar 200. A los 20 años va a ser una alternativa y a los 21 puede que recién agarre la 8 de Colo-Colo como titular. Recién ahí podríamos decir este jugador llegó. Hoy está, pero que sea capaz de mantenerse en el tiempo, eso es lo complejo. Sí llegar pueden llegar varios. Luciano Díaz llegó, Ricardo Álvarez llegó (N de R: dos chicos que fueron parte de esta gira y que ya debutaron en Primera), pero para ti ¿ya son jugadores de fútbol? Para mí son proyectos de jugadores. Que pueden llegar a ser, tienen muchas condiciones pero dependen de múltiples factores.

¿Hay muchos de esos factores que están fuera de lo que pueda hacer un club?
Sí, fuera de lo entrenable… Y de lo observable, claro.
¿Hasta donde uno es capaz de interceder? Si el jugador pasa con nosotros tres horas diarias…

Alguien que esté leyendo esto podrá decir que eso es responsabilidad de los técnicos en divisiones inferiores, o del club…
Esa parte no manejable se educa día a día en cada charla técnica, en charlas con las áreas especializadas: psicológos, asistentes sociales, y el jugador recibe toda esta información. Y él está en su proceso de maduración, de entendimiento, de niño a adolescente, a adulto-joven.
Él recibe toda esta información pero después es él quien decide que hay cosas para mi carrera que son buenas, y otras que no son buenas. El ya está intervenido, ya sabe cuáles son… Uno no puede estar vigilando todo el día qué es lo que el jugador va a hacer.

Será por ese rol tan de personalidad o madurez, que Chile no saca tantos jugadores como sí lo hacen otros países quizás más sólidos mentalmente
Yo creo que en otros lados tienen las metas más claras porque también me imagino que ven una mayor rotación de jugador en los planteles, como en el fútbol argentino, también por las ventas de jugadores. No tienen siete extranjeros jugando.
Allá el chico de 18 años dice: ‘Yo quiero llegar porque la oportunidad está’. En cambio en Chile cuesta mucho más que se presente esa oportunidad.
Tiene que bajarse la cantidad de extranjeros por equipos.
Tiene que haber oportunidades para el jugador, tener puertas abiertas, y él no desviarse en el camino, poner de su parte. Ahí está la clave de todo.

¿Cuántos jugadores de este equipo los llevarías al Mundial Sub 17 que se jugará en Chile?
¡A todos! (risas). A ver… (silencio) ocho.

Entonces podrías darme los nombres, sabes claramente quienes serían
No te voy a dar nombres pero sí vamos a mandar la edición y el informe de nuestros jugadores al seleccionador nacional.

nota-rojas3
¿Crees que Colo-Colo debería ser la base del Mundial Sub 17?
Sí, lo sigo insistiendo… ¿Por qué? Yo soy de la postura de que en los últimos torneos de la categoría 1998, los equipos que han llegado más arriba, los que han peleado el título son primero Colo-Colo, luego la U y Audax Italiano: ahí podrías armar la base de la selección. Y con ideas muy similares que son de proponer, de buscar, de asociarse. Sin subestimar ningún niño que juegue en otros equipos, pero Colo-Colo entra a todos los partidos con la obligación de ganar, y el equipo que enfrenta a Colo-Colo se juega el partido de su vida. Es decir, nuestros jugadores están semana a semana expuestos a una buena dosis de presión, no así en otros partidos. Me ha tocado ir a ver partidos de otros equipos y el ritmo no es el mismo con el que nos enfrentan a nosotros. En concentración, no sé, los niños se preparan para enfrentar a Colo-Colo, somos el equipo más grande de Chile. Nuestros jugadores están preparados para enfrentar esa presión semana a semana.
Y además de eso te lo demuestran, tú ves los partidos.
Por mucho que uno tenga una propuesta colectiva, los que desarrollan esa propuesta son los jugadores. Tú juntas buenos jugadores, la pelota va a ir al piso, va a correr la pelota, van a haber situaciones de gol, tienen que mostrar compromiso defensivo y listo.
Ahora sería muy bueno que antes de criticar, nuestros medios se informaran bien sobre qué jugadores son seleccionables. He escuchado repetitivamente en radio y en otros lados que la base tiene que ser la Católica y Palestino porque el año pasado fueron los dos que jugaron la final Sub 17… ¡Esa categoría es 1997! ¡Ya no pueden jugar el Mundial! La gente escucha a los medios, leen los diarios… ¡No! Los mejores jugadores 1998, por resultados, están en Colo-Colo, la U y Audax, en ese orden.
La serie 98 de Colo-Colo fue campeón en Sub 14, Sub 15 y Sub 16. Y ahora van punteros invictos en Sub 17.

¿Te animas a proyectar cómo le va a ir a Chile en el Mundial Sub 17?
Conozco al Chueco (Miguel) Ponce y a Marcelo Peña con quien somos muy cercanos. Tengo la ilusión de que el equipo va a andar. Confío en el trabajo que hacen Miguel y Marcelo. Se han apoyado bastante en lo que hacen los diversos equipos del Fútbol Joven. Han tenido reuniones con nuestro cuerpo técnico, conversaciones de cómo uno ve a los jugadores, pero lo que más me intranquiliza es cómo sacudir mentalmente a los jugadores del mal proceso que vivieron atrás. Y no es por cuestionar la dirección técnica anterior, sino los resultados anteriores. Nos guste o no, el jugador va con esa carga mental y crece con eso. Va al Mundial y va a decir: ‘Pucha, en el Sudamericano jugamos cinco partidos y perdimos los cinco’.

Más que ver quién era el técnico, el jugador ve que no ganaban
Claro. Hay que trabajar en ellos la confianza porque buenos jugadores son. Miguel junto con Marcelo les van a sacar rendimiento pero tienen que enfocarse, y enfocarnos todos, en que los jugadores retomen esa confianza, de que cuando se ponen la Roja se juega con el talento y también con el corazón y mucho con la pasión. Se defiende a un país y hay que liberarlos de esa carga emocional negativa que se tuvo hace un par de meses atrás.

Si fueras técnico hoy del primer equipo, cuántos Sub 17 integrarías
(Risas). Hoy hay un técnico…

Es un poco un juego. Tito Tapia, dirigiendo a la Sub 17 en 2012, proyectó a los suyos y muchos de ellos (serie 1995-1996) están hoy en el plantel
Más allá de los nombres, porque los rendimientos son oscilantes dentro de una temporada, uno puede tener un equipo inicial. Seguir con un sistema de juego 4-3-3, sosteniendo la pelota en campo rival, con ataques sostenidos, haciendo presión alta y con el bloque defensivo defendiendo en el círculo central.

Con lo que hay hoy en Colo-Colo, habría una mixtura de experimentados y canteranos…
Es todo tan relativo; porque Claudio Bravo empezó jugando sin ser experimentado y fue siempre un ícono.

Pero ¿cuántos canteranos potencialmente estarían en tu equipo en Primera?
Lo que uno responda hoy es cambiante, muy cambiante desde el punto de vista de los nombres. Los rendimientos son oscilantes.
Pensando en que tenemos que jugar un partido mañana, con los jugadores que están en el plantel… ¡ya!, la voy a dar (risas): Villar; Rodríguez, Mou, Barroso, Luis Pavez; Baeza, Carvallo, Valdés (dos interiores, sin mediapunta); Fierro, Paredes y Beausejour ¡Jugamos mañana! Chupete está lesionado así es que no lo podemos poner (risas).