Categoría: Primer Equipo


Hasta los 73′ ganaba la UC 3-0. Colo-Colo nunca bajó los brazos y remontó por dos, con anotaciones de Andrés Vilches… Pero no se pudo. Universidad Católica ganó finalmente 3-2 en el Monumental, por la quinta fecha del Torneo Nacional 2019 y tomó el liderato del campeonato.

El primer tiempo Católica aprovechó una buena jugada de José Pedro Fuenzalida por derecha para abrir la cuenta. Iban 14 minutos cuando el exjugador de Colo-Colo avanzó por su banda, le enganchó a Chaco Insaurralde y definió al segundo palo, abajo, con zurda.

La UC molestó desde el inicio al Cacique, que de igual manera protagonizó el juego. Esteban Pavez con un remate desde lejos tuvo el empate sobre los 40′. También intentó mucho por derecha el tándem Costa-Campos, con un Vilches muy custodiado por los dos defensas centrales visitantes.

El trajín de Gabriel Suazo ayudó a tener una salida limpia, pero la zaga cruzada siempre estuvo compacta, complicando el último pase. De igual modo, cuando se llegó al arco rival, Dituro se alzó como figura.

En el segundo tiempo Mario Salas dispuso el ingreso de Pablo Mouche y luego de Esteban Paredes y Jaime Valdés. Paredes -debutante en el torneo- fue ovacionado por el público. Con Valdés aparecieron en escena con furia y la gente enloqueció. Fueron tres ataques consecutivos del Cacique hasta que llegó una contra aislada y un gol trabado de Sebastián Sáez, para poner el 2-0 (59′). Aquel fue un respiro inesperado para Católica.

Colo-Colo quiso seguir. Presionando, atacando. Pero a los 69 minutos Sáez otra vez aprovechó la opción y marcó el 3-0 que casi pareció lapidario.

Casi, porque los Albos lucharon hasta el final. A los 73′ Chaco Insaurralde anticipó, se fue en ataque, hizo un cambio de frente a Mouche, quien zigzagueó, sacó el centro y Andrés Vilches cabeceó con todo, marcando el 3-1. Ese gol ayudó a la tendencia que había: No decaer, intentar y pelear por el partido hasta el pitazo del incorrecto juez Maza.

A los 84′ Vilches recibió un pase de Paredes y marcó el 3-2. La Ruca se volvió loca. Tres minutos después, Paredes cabeceó abajo y Dituro, que terminó como la figura del partido, salvó justo…

Colo-Colo buscó con variantes pero no lo logró. Por vez primera en el Torneo Nacional 2019, el Cacique conoció la derrota. La UC es líder y Colo-Colo quedó a dos unidades. Ellos ganaron, por ahora.

Ya está aquí el primer clásico del campeonato. El Cacique llega con tres victorias y un empate que lo tenían como puntero exclusivo antes del inicio de esta fecha. El partido pasado empatamos por primera vez en el campeonato ante el difícil Cobresal en la altura de El Salvador. Mientras que Universidad Católica viene de dos triunfos seguidos: Uno en el torneo ante La Calera y otro por la Libertadores frente a Central.

En el historial Colo-Colo ha ganado 78 partidos, Católica 51 y hemos empatado 46. En total el Cacique ha convertido 317 goles y Universidad Católica 247 en los 175 partidos en los que nos hemos enfrentado. En los últimos 10 partidos que hemos jugado en el Monumental hemos ganado 4, mientras que la UC se llevó los tres puntos en dos ocasiones. Los otros cuatro han sido empates. Nuestra última derrota en el Monumental con los cruzados fue en 2015.

De la importancia del partido, de jugar contra un equipo al que dirigió y del momento del equipo habló Mario Salas el jueves recién pasado en rueda de prensa.

Las lesiones nos han afectado. Mago Valdivia no se alcanzó a recuperar para este partido, tampoco Javier Parraguez y Ronald De la Fuente tiene para un par de meses. Lo positivo es que Paredes y Mouche entraron a la citación y podrán ver acción este mediodía. De todas formas es difícil que Mario Salas haga muchos cambios en el equipo porque viene funcionando bien incluso con las modificaciones del último partido como fue el ingreso de Felipe Campos por derecha y el Torta por izquierda.

Católica también tiene lesionados. Saavedra no ha podido debutar en el torneo, es baja Lanaro y Buonanotte vine saliendo de una lesión. Eso ha hecho que el puesto de enganche sea ocupado por César Pinares quien se ha visto cómodo jugando en esa posición. Por los costados aparecen Fuenzalida y Puch, mientras que en el centro del campo Aued es fijo y ha visto rotar a sus acompañantes: Fuentes, Lobos y Carreño han ocupado ese lugar. En la zaga Valber Huerta y Kuscevic son los titulares ante la ausencia del central argentino.

La semana ha estado marcada por la alegría y el optimismo en el grupo. El equipo se siente en confianza.

Hugo González, Lizardo Garrido y Luis Mena tienen cientos de historias versus Universidad Católica. Aquí destacamos una de cada uno.

1988 y la semana en que un goleador Hugo González liquidó a la UC

En la Copa Chile 1988 (Copa Digeder) Colo-Colo eliminó a Universidad Católica en la ronda de semifinales. En la ida (miércoles 29 de junio) el juego terminó 1-1 en el Estadio Nacional ante 55.979 espectadores. A los 28’ Rubén Espinoza abrió la cuenta para los cruzados, con tiro libre, pero a los 61’ el defensor Hugo González anotó el empate tras tiro de esquina. Las bases estipulaban que en caso de empate se definía a penales. Allí ganó la UC 4-2 y con ello obtuvo un punto extra.

Sin embargo, en la revancha (3 de julio), también en el Nacional y ante 47.641 personas, las definiciones no fueron necesarias. Colo-Colo ganó 1-0… con otro gol de Hugo González (minuto 35), número 5 en la espalda, que celebró tomándose la camiseta y tirándose al piso mirando la tribuna Pacífico.

“Claro que me acuerdo de esos goles -dice Hugo González, 30 años después- porque fueron los únicos que hice en mi carrera (risas). Todos esos eran clásicos, con el Estadio Nacional repleto, con buenos jugadores en los dos equipos y tuve la suerte de poder concretar. En términos generales, eran partidos muy parejos, los planteles eran muy competitivos los dos. Recuerdo que en el primero fue una anticipación en el córner y se metió a un ángulo de (Marcos) Cornez. Después, robo un balón en sector nuestro, me fui rompiendo líneas, pude abrir hacia el costado, di el pase a Hugo Rubio, que llegó a línea de fondo, tiró el centro y aparecí y con un golpe de cabeza hice el gol ¡Un golazo!”.

¿Puede ser que Católica fuera su gran rival a fines de los 80?
“Claro, porque justamente como la U estaba en Segunda División, no nos topábamos con ellos. Y Católica era el rival más competitivo de ese momento. Eran partidos de mucha convocatoria, clásicos, donde se generaron buenos encuentros”.

¿Qué delantero lo complicaba?
“En esa época estaba el ‘Arica’ (Osvaldo) Hurtado, el mismo Lucho Pérez, aunque Lucho Pérez no hacía mucho, porque nos tenía un poco de temor (risas). El más complicado en ese momento era el ‘Arica’”.

¿Pegó alguna patadita en esos partidos, no?
“No una, varias (risas)”.

En esa semifinal de Copa 88, Colo-Colo formó Daniel Morón; Williams Alarcón, Lizardo Garrido, Hugo González, Luis Hormazábal; Leonardo Montenegro, Jaime Pizarro, Miguel Vargas (Juan Gutiérrez), Raúl Ormeño (Hugo Bello); Hugo Rubio y Ricardo Dabrowski. DT: Arturo Salah.

Lizardo Garrido y la goleada post Copa Libertadores 1991

Cuatro días después de que Colo-Colo obtuvo la Copa Libertadores de América, debía enfrentar a Universidad Católica por la 6ª fecha del Torneo Nacional. Y aunque el club albo solicitó aplazar el juego, los cruzados se negaron.

“Andábamos festejando, festejamos muchos días y Católica igual quiso jugar, pa pillarnos a nosotros medios baleados. Nosotros no habíamos entrenado nada po… ¡4-1 Colo-Colo! De eso me acuerdo (risas). Éramos una maquina más allá de entrenar o no entrenar”, recuerda Lizardo Garrido.

Con arbitraje de Hernán Silva y un Monumental con 31.083 espectadores controlados, Colo-Colo ganó 4-1. Formó con Daniel Morón; Lizardo Garrido, Juan Carlos Peralta, Javier Margas (46’ Agustín Salvatierra); Eduardo Vilches, Miguel Ramírez, Leonardo Soto, Jaime Pizarro; Marcelo Barticciotto, Leonel Herrera (89’ Raúl Castro), Rubén Martínez. DT: Mirko Jozic

A los 11’ anotó Rubén Martínez, empató a los 18′ José Percudani pero en el segundo tiempo vino la furia alba. Leonel Herrera (58′), Rubén Martínez (68′) y Marcelo Barticciotto (72′) dejaron el 4-1 final.

¿Les picó el orgullo que Católica no haya querido mover el partido?
“Nos molestó porque andábamos con la Copa pa todos lados, fuimos a La Moneda, no entrenamos nada y se pidió postergar el partido. Católica a lo mejor pensó en una ventaja futbolística, que nosotros andábamos en otra y bueno, tuvimos que aceptar. Entrenamos un ratito y nos concentramos. Entramos a la cancha y…”

Cobraron
“Nos enojamos… Se enojó la tropa y fueron cuatro. Lo digo en broma igual… Es que ese equipo era difícil, era difícil que nos pudieran ganar”.

Luis Mena y el Campeón en la Quiebra

En el Apertura 2002 Católica ganó el torneo y empezó como favorito el Clausura. A la final del segundo campeonato del año, llegó Colo-Colo, que clasificó a duras penas y la UC. El miércoles 18 de diciembre el Cacique venció 2-0 en el Monumental, con goles de Marcelo Espina y Luis Ignacio Quinteros, este último casi al final del partido. En Católica se fue expulsado Miguel Ramírez.

Por eso la vuelta estaba con cierta tendencia, más allá que Pablo Lenci marcó de cabeza a los 8 minutos y dio ilusión a los cruzados. La clave estuvo en el empate, cinco minutos después, vía lanzamiento penal de Marcelo Espina. Ya en el segundo tiempo, dos goles de Manuel Neira dejaron el marcador 3-1, que acortó Albert Acevedo a cuatro minutos del final. 3-2 definitivo con una Católica que se descontroló tras el empate parcial y vio expulsados a Jorge Acuña y Daniel Pérez.

La formación de la revancha fue con Eduardo Lobos; Luis Mena, David Henríquez, Miguel Aceval; Marco Millape (80’ Francisco Huaiquipán), Braulio Leal, Raúl Muñoz, Rodolfo Madrid (85’ Gonzalo Fierro); Marcelo Espina; Manuel Neira, Luis Ignacio Quinteros. DT: Jaime Pizarro.

“No llegamos de buena forma a los playoffs, pero empezamos a sacar la chapa de equipo de playoffs. Teníamos la espinita clavada del Apertura y Católica era un gran equipo. Nos juramentamos como grupo, ganar. Nos conocíamos todos de las divisiones inferiores con dos caudillos como Espina y Barti. Tuvimos mayor jerarquía, ellos se volvieron locos y quisieron imponer otro tipo de cosas que no les venían bien. Le pudimos dar una alegría a los hinchas colocolinos con un título muy recordado: el Campeón en la Quiebra”, recuerda Luis Mena.

¿Fue clave la ida?
“Teníamos muy claro que había que hacerse sólidos en casa. Fue un partido redondo en el Monumental, ganamos de forma contundente. Nosotros fuimos de menos a más en el torneo. En la vuelta ellos tenían la obligación de salir a buscar el partido. Y teníamos que aprovechar los espacios para en la contra poner la lápida. Ellos eran un buen equipo, pero éramos letales con espacios: Teníamos gente rápida arriba como Nacho Quinteros y Manuel Neira. El haber empatado rápidamente después del gol de ellos, fue clave. Ellos como que se entregaron y no supieron manejar la ansiedad y la frustración de que empatáramos el partido tan rápido. Tuvimos calma después para manejar distintas situaciones”.

¿Católica es un rival especial?
“Es un partido que se transformó en un clásico. Católica es de los equipos que más complica a Colo-Colo en el Monumental. Además el que gane este domingo queda en la punta. Va a ser un lindo partido”.