alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Blog Médico: Chequeo Médico para hacer deportes

La vuelta de vacaciones es una fecha típica en que muchas personas llegan al médico pidiendo un certificado para hacer deportes. Lo piden muchos colegios, gimnasios, municipalidades para distintos talleres o clases de actividad física, estadios, clubes, organizaciones deportivas , etc.

Y ante la simple petición de un certificado, los pacientes se pueden enfrentar a varias dificultades, como a qué médico ir, qué exámenes llevar, etc. Y desde el punto de vista médico puede pasar algo similar. Si lo homologamos un poco al fútbol, si un delantero se encuentra a 20 metros del arco rival y va con ventaja ante los defensas, para llegar a hacer un gol, no tiene un solo camino. Las posibilidades y movimientos dependen de una serie de factores como experiencia, velocidad, la cancha e incluso mucho de arte personal
En un chequeo médico para hacer deportes, el enfrentamiento no debe ser así de disperso. Cada año se va regulando más el sistema y de diversos criterios de examinar a alguien que quiere hacer deportes, la medicina llega cada vez a más consensos. Lo que es algo lento, es la distribución de la información a los mismos médicos, así que esos consensos no están en todas la oficinas, escritorios o mentes de los profesionales.

Para esto, durante los últimos diez años, las sociedades científicas de diversas especialidades (Medicina Deportiva, Cardiología, Pediatría, etc.), de varios países, federaciones de deporte e incluso Ministerios de Salud, han encontrado acuerdos y pautas.

En el equipo de salud de Colo Colo Fútbol Joven basamos nuestro chequeo médico en los consensos que firmaron el COI (Comité Olímpico Internacional) y la Fifa hace algunos años y en el consenso nacional de varias Sociedades Científicas de los Estados Unidos.

Con esto, diseñamos nuestro propio esquema de trabajo y hemos realizado cientos de exámenes precompetitivos. Algunas conclusiones o impresiones con esta experiencia se las entrego ahora:

– El objetivo principal de este chequeo médico es: “buscar condiciones médicas que puedan amenazar a vida” con la práctica del deporte. Por lo tanto, deben acudir a un médico idóneo, que maneje el tema. Ejemplos concretos: No buscar este chequeo con profesionales de la salud que no sean médicos . Como grupo, no recomendamos que este chequeo lo haga un traumatólogo, si es que lleva años sin dedicarse a ciertas áreas de la medicina interna o cardiología.

– Hay otros objetivos secundarios, donde destaca el “ buscar condiciones médicas o musculoesqueléticas que predispongan a enfermedades o lesiones” a través de la práctica del deporte

– La evaluación o el certificado, ¿logran descartar la posibilidad de muerte súbita?: la respuesta es una sola, No. Todos estos métodos han logrado DISMINUIR las posibilidades de tener muerte súbita en grupos de deportistas, pero no ELIMINAR. No existe aún una garantía 100%

– Esta evaluación inicial en nuestro grupo de trabajo, no la hacemos los traumatólogos (nota: el autor de esta nota es traumatólogo)

– El porcentaje de personas que no pueden hacer deporte de por vida, por encontrarse en el chequeo riesgos concretos de enfermedades que provoquen muerte súbita, según diversas publicaciones, es de un 0,3%. Nuestra experiencia, en Fútbol Joven, la mostramos en el último Congreso Chileno de Adolescencia, y nuestra cifra fue de 0,4%

– La evaluación completa consiste en tres puntos fundamentales y secuenciales. Y si alguno de esos tres falla, la evaluación la consideramos como errónea o no útil
1.- Un mayor de edad responsable (el deportista o apoderado) debe contestar y firmar una encuesta de salud que diseñamos especialmente basada en todos estos consensos
2.- Debe haber un electrocardiograma de reposo de buena calidad e informado por un cardiólogo
3- Completados los dos pasos previos, recién el médico entrevista y examina al paciente con toda la información en la mano

– ¿Qué pasa con otros exámenes como test de esfuerzo, ecocardiograma, etc.?: La petición de estos exámenes siempre está en segunda fase, dependiendo del resultado de los tres puntos previos. Y es de resorte exclusivamente médico

– Un médico entrenado en el tema, con sólo leer la encuesta de salud, es capaz de detectar o acercarse a un 60% de los problemas importantes de salud de un deportista

– ¿Cuáles son los factores de riesgo detectables de muerte súbita?: la mayoría de estos factores son técnicos, donde es necesario la visión médica. Pero uno de los factores más potentes demostrados en la literatura científica y fáciles de conocer, es el antecedente de un familiar directo que haya tenido muerte súbita

– No nos sirve situaciones como: electrocardiograma informado automáticamente por un computador, encuesta de salud respondida por un menor de edad, solamente auscultar (escuchar) un corazón, etc.

– Un gran mito: llevar un electrocardiograma informado como normal y creer que con eso basta. ¿Descarta ese electrocardiograma una muerte súbita? No, para nada. Es fundamental cumplir con los tres pasos previos y en orden.

– Otro error: No sirve que un médico emita un certificado si ve un electrocardiograma y escucha de un apoderado o entrenador que el deportista es sano, sin examinar al deportista

– Que no deben hacer: pedir a médicos amigos o conocidos como favor que les emita el certificado, sin ver al paciente. Esto pone bajo presión al médico y al final el único responsable ante un problema, será el mismo médico.

Estas pautas, nuestro método de trabajo o incluso los tres pasos fundamentales parecen algo sencillo. Pero requieren tal grado de organización y entendimiento, que ahora pueden revisar y fijarse en qué les están pidiendo las instituciones donde ustedes, sus conocidos o sus hijos practican deportes: ¿cuáles son las normas en sus colegios, hay reglas sobre el tema en la federaciones deportivas, qué pide la ANFP, desde cuando? ¿les piden solamente un papel o certificado que desligue legalmente a la institución en caso de tener un infarto o muerte súbita, sin preocuparse de la calidad de ese papel?, ¿Algunas de estas instituciones ha pedido asesoría médica para organizar las evaluaciones, antes de exigir estos chequeos de salud?, ¿Cuántos de nuestros deportistas profesionales, de todos los deportes, tienen este chequeo hecho?, ¿cuántos compiten hoy sin este chequeo?

Revisen, pregunten y verán que todavía estamos fallando en algunos aspectos. En nuestro grupo de trabajo hemos ordenado lentamente este sistema, y cada año logramos llegar a un 100% de chequeos de nuestros jugadores, pero con mucha ayuda de nuestro personal y de nuestros entrenadores.

Dr. Marcelo Sajuria Garcés
Médico Jefe Fútbol Joven Colo Colo
Director de la Sociedad Chilena de Medicina del Deporte