alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Benjamín Briones, el abrelatas de la sub 16
Rulo con el balón

Viene llegando de la gira que la Sub 17 realizó por Italia y España, ahí jugó el Torneo de Gradisca y también un amistoso contra el Real Madrid. La experiencia lo dejó con sensaciones encontradas: “Creo que estuve bajo, ha sido uno de los campeonatos más bajos que he tenido. Pero sin duda me ayudó mucho, también ha sido el torneo donde más he aprendido”, explica Benjamín Briones, puntero de Colo-Colo, autocrítico y veloz como pocos.

¿Qué crees que debes mejorar después de haber jugado ese torneo?
La envergadura. Si bien no tuve muchos duelos y roces individuales, cuando fui había mucho potencial de los europeos. Fueron partidos de mucha intensidad, donde se corrían los 60 minutos que duraba cada partido y donde casi no había errores defensivos.

¿2013 fue tu mejor año?
Se podría decir que fue uno de los mejores porque jugué mucho, no tuve muchas lesiones, pude desempeñarme mejor en el equipo y en la selección. Más en el segundo semestre que fue muy bueno para mí, aunque no tanto en lo colectivo porque no pudimos ser campeones.

¿Qué pasó ahí?
Creo que no fuimos equipo, faltó hambre de ganar, sentir que estábamos en los juegos finales y que podíamos ganarlos. Nos faltó eso, querer ser campeón. Fue nuestro problema y se notó desde que entramos a la cancha porque estuvimos flojos y desconectados del partido.

¿Cuáles son sus fortalezas como equipo?
Siempre ha sido tratar bien el balón, ser buenos en los duelos, ser un equipo muy goleador, llegar mucho y tener la posesión del balón.

¿Crees que estás tan bien en Colo-Colo como en la Selección?
No, no lo he tenido porque en la selección ha sido una época de muchos cambios. Hemos cambiado técnico y sistemas tácticos. En Colo-Colo en cambio se ha mantenido el mismo esquema, es más fácil jugar y además tengo a mis compañeros. En los partidos se nos dan los resultados por cómo entrenamos.

En la Selección te ponen de lateral y en Colo-Colo de puntero ¿dónde te sientes mejor?
Mucho más cómodo jugando delantero, haciendo goles y cerca del área rival. Me desempeño mejor en el partido

¿Cómo te ha ayudado la Selección para crecer?
Mucho, me permitió conocer otra posición y otra faceta de juego por el tema de defender. Me dijeron que tenía que ordenarme y defender más antes de pasar al ataque. Me ayudó mucho en poder leer el juego y en administrar mi físico. Es una posición donde hay mucho más desgaste por lo que hay que estar más preocupado de leer el juego, mirar al jugador y marcar.

¿Cómo ves a esa Selección que se está preparando para el Mundial?
La veo muy bien, hemos avanzado mucho en estos últimos dos años. Se han integrado muchos jugadores, creo que se tienen que integrar otros más de acá de Colo-Colo. Hemos sido campeones los dos últimos años en inferiores y tienen que estar. Tenemos jugadores importantes que le darían otro ritmo a la Selección.

¿Como cuales?
Celín (Valdés), Diego Cayupil, Chilote (Juan Vargas) y Luciano (Díaz) que han tenido muy buenos partidos, que han sacado diferencias y creo que tendrían que estar sí o sí.

¿Qué te dejó el viaje a Catar con la Selección?
Es un país maravilloso, con una cultura muy distinta a la nuestra. Rezaban cinco veces al día y eso nos sorprendió mucho. Las personas eran muy sociables con nosotros.

Esquina

Te ha dirigido Juan Soto, Miguel Riffo, Luis Pérez Franco y Claudio Rojas ¿Qué te han dejado?
Muchas cosas, he aprendido mucho de cada entrenador. Con Riffo aprendimos cómo ser un equipo, manejar un partido. Con el profe Claudio supimos cómo mantener un sistema táctico desde el inicio al final del partido, supo administrar muy bien los pocos jugadores que tenía (por la Selección) y que cada jugador tiene que rendir en su posición. Con Luis Pérez hay más atención en la posesión de balón.

¿Tienes algún referente dentro del Primer Equipo de Colo-Colo?
Me siento reflejado en Juan Delgado, es un jugador que encara mucho, es potente y rápido. Le gusta llegar al área rival y puede ser que yo tenga características parecidas a él. Y un jugador referente es Esteban Paredes que siempre quiere estar el fin de semana, quiere ser el mejor y marca goles. Es extraordinario.

¿Y de afuera?
Un jugador que me gusta mucho es Marko Reus del Borussia Dortmund. Él trata muy bien la pelota, siempre quiere hacer jugar a los compañeros y termina sobresaliendo él.

¿Ves harto fútbol?
Sí, me gusta mucho. Veo la Premier League que es un campeonato que da sorpresas siempre, el último puede ganarle al primero. Además siempre hay goles.

¿Qué equipo te llama la atención de la Premier?
El Arsenal, que tiene jugadores muy jóvenes y de mucha técnica. Han tenido una temporada muy buena.

¿Qué significa que en el Primer Equipo estén jugadores como Lucho Pavez, Bryan Carvallo?
Son un incentivo porque son jugadores que han estado desde muy chicos acá, que han peleado por sus sueños y ahora están arriba. Ellos demuestran que todos los niños que estamos acá podemos llegar a triunfar como ellos lo están haciendo.

¿Cuándo llegaste a Colo-Colo?
El 2011 a un entrenamiento que tuvimos. Me vio Juan Soto y Luis Pérez, ellos me dejaron entrenando. Vine con mi escuela de fútbol. Mi profesor era Orlando Amigo, exjugador y me había visto Lizardo Garrido también y decidieron traerme. Pero antes pensaron en llevarme a la U mi tío (Cristián Romero, DT del primer equipo) y otro profesor que había allá, Cristián Mora.

¿Ya estando en Colo-Colo trataron de llevarte?
A inicios de 2013 quisieron llevarme, pero yo ya estaba en Colo-Colo. Además acá me gusta estar, la infraestructura, los profesores, le gente que trabaja acá es muy simpática y sociable y Colo-Colo es el mejor equipo de Chile. Todos los días llego pensando en que quiero llegar arriba.

¿Te motivas más en los clásico?
Claro, siempre quiero ganar y siempre se dice que los clásicos no se juegan, se ganan. Eso lo he tenido siempre en la cabeza y trato de hacer goles.

¿Tu familia te incentivó siempre o ser futbolista es una decisión más personal?
Fue de ambas partes, porque en mi familia me decían que si me gustaba siguiera adelante.

¿Cuáles son tus principales virtudes?
Los profes me dicen que mi velocidad y que gano en los duelos.

¿Que te falta?
Tengo que mejorar harto mi definición, sé que puedo anotar muchos más goles. Me cuesta concretar las ocasiones que tengo.

¿De dónde eres?
De Peñaflor, pero hace tres años que vivo en Ñuñoa.

¿Cuáles son tus objetivo para esta temporada?
Quiero jugar cada partido los 90 minutos y ser campeón con la sub 16. En un año más quiero participar en el mundial juvenil representando a mi país.

¿Y en el largo plazo?
Me gustaría debutar en Colo-Colo y poder ser campeón con el equipo que crecí.