alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Ariel Páez, el canterano que entró con el pie derecho
El Negro Páez

Si hay algo que los futbolistas nunca olvidan es su debut en el profesionalismo. El sábado le tocó a una de las grandes promesas de esta verdadera fábrica de talentos que hay en Pedrero, Ariel Páez. Un infortunio de Manuel Bravo, que salió lesionado de la cancha, le permitió al juvenil comenzar a mostrar sus capacidades en el fútbol grande.

La banca debía moverse y aunque estaba ilusionado con entrar, Ariel no creía que fuera su momento. Wilchez y Vidangossy parecían con más posibilidades de entrar.

¿Cómo fue cuando Luis Pérez te dijo que ibas a entrar?
Fue inesperado porque fue empezando el segundo tiempo cuando el Manolo se lesionó. Yo pensé que iba a ser la última carta con opciones de entrar y ahí me encontré con el inesperado llamado del profe. Tuve que calentar rápidamente y ponerme a disposición de lo que él me pidiera.

¿Qué sentiste?
Al principio estaba muy nervioso porque era el debut. Pero ya después entrando y con el apoyo de mis compañeros me sentí cómodo dentro de la cancha.

Y en la cancha cuando tocaste la primera pelota ¿Qué pasó por tu cabeza?
Tratar de hacerlo de la mejor manera. De a poco ir agarrando confianza, dando pases firmes, seguros. Así pude hacer mi juego con el pasar de los minutos.

¿Habías soñado con este momento?
Había soñado con debutar, pero sabía que iba a llegar en cualquier momento. Había que tener paciencia. Se vivían días difíciles para el club y no era sencillo debutar en estos momentos. Pero espero seguir jugando bien como el fin de semana.

“Mi familia está orgullosa”
PaezPizarro
Lejos de sentirse intimidado con el Monumental y su historia, Páez no desentonó. Más bien todo lo contrario. Por la banda derecha, jugó, metió e incluso casi logra convertir su primer gol en el profesionalismo.

¿Sientes que se viene una nueva etapa en tu carrera, con más opciones en el Primer Equipo?
El profe siempre me ha dado la confianza y ojalá se de una nueva oportunidad para aprovecharla al máximo si es que me toca.

¿Cómo te sentiste con tus compañeros, la mayoría de ellos con más experiencia en Primera División?
Ellos me transmiten experiencia y confianza. Me sentí apoyado, todos me felicitaron. Eso es agradable para uno porque se siente más dentro del plantel, más cercano a ellos y con más confianza en el campo para jugar y divertirte.

¿Cómo lo tomó tu familia?
Bien. Están orgullosos de mí. Yo les digo que es un paso no más, que queda mucho por delante.

¿Celebraron?
Sí. Cuando llegué a mi casa fuimos a cenar. Adelantamos el día de la madre con ella, mis hermanos y unos primos. Celebramos mi debut comiendo comida italiana en Quilicura.

¿Qué te decían?
Que estaban orgullosos, me abrazaban, estaban contentos. Pero ellos tienen claro que es el primer paso y me van a seguir apoyando siempre. Vienen a la cancha cuando juego en juvenil, en primera. Ellos están siempre de forma incondicional.

¿Y tus hermanos qué te dicen?
Que corra, no más. Que eso es lo que pide la gente y ellos también porque son equipos grandes donde hay que mojar la camiseta.