alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
A fondo con Paredes: “Yo siempre he sido un luchador”
paredes-entrevista-1-nota-632x380

Esteban Efraín Paredes. Qué más se puede decir a esta altura de él. En la previa del partido ante Universidad Católica, conversamos con el goleador en la misma cancha David Arellano del Monumental. Paredes en su hábitat:

Renovaste contrato, te llamaron a la selección, superas a Alfonso Domínguez en un récord histórico ¿Por qué está pasando todo esto? ¿Cuál es la razón?
¿Por qué? La razón es que uno, ya maduro, siempre tiene cosas que aprender en lo diario. La llegada de Pablo (Guede) también influyó mucho, no en el tema que me haya dicho que tenía que bajar de peso; eso fue algo personal. Fueron muchos factores; yo no me sentía cómodo para jugar y para estar bien dentro del campo de juego.

Futbolísticamente ¿Qué sentías? ¿Dónde estuvo el punto de quiebre donde dijiste: ‘Tengo que cambiar ciertas cosas’?
Los primeros partidos no me sentía cómodo en el sentido de que tenía que estar mucho en el área, y eso lo hablamos con Pablo (Guede). También él venía recién llegando y teníamos mucha comunicación, no tan solo conmigo sino que con muchos del plantel. Eso influyó mucho en trabajar en conjunto. Yo trabajé mucho, al igual que mis compañeros no me he perdido ningún entrenamiento. El tema de las lesiones también, no he tenido en este semestre y creo que eso me ha ayudado bastante.

Va de la mano seguramente ¿no?
Va de la mano también por la baja de peso que influyó y eso te ayuda un montón. Lo otro llega solo. El equipo siempre va a estar por sobre todo lo individual. Y de ahí, como lo he dicho, salen las individualidades. Me siento contento, feliz; primero porque encontramos un estilo de juego que veníamos buscando hace mucho, que no se nos daba en los partidos pero tomamos un poquito de vuelo y ahora hemos demostrado que si bien dejamos muchos puntos escapar al principio, al final le tomamos la mano y vamos a luchar hasta el final, siempre y cuando las matemáticas no digan lo contrario.

Sería injusto decir que este es el mejor momento de tu carrera, pero ¿Este es uno de esos varios mejores momentos de tu carrera?
Yo pienso que sí. Primero también por mi edad. A muchos críticos o periodistas, hace dos o tres meses atrás me querían fuera de Colo-Colo… Pero yo siempre he sido un luchador, he ido de frente, he puesto el pecho a las balas y siempre cuando me digo algo a mí mismo, lo he cumplido. En lo personal voy por un buen camino. Imagínate a los 36 años ser el goleador del torneo, físicamente he estado bien, no he tenido ninguna lesión, eso me ha ayudado bastante. Puede ser que sea uno de los mejores momentos de mi carrera.

paredes-entrevista-4-nota-632x380

Es clave en tu vida tu viejo ¿Qué te ha dicho por todo esto?
Es que no tan solo mi viejo sino que muchos me han dicho: ‘Qué te pasa’; ‘Estás corriendo más’… (risas). Un montón de cosas y yo digo: ‘No, estoy entrenando diariamente’.

¿Cuántos kilos bajaste al final?
Seis kilos… Y la verdad que yo tampoco de repente me lo explico (risas). Tienen mucha influencia también mis compañeros. Ellos son parte de esto. Estoy contento. Anímicamente bien y en el último periodo donde quiero disfrutar, quiero jugar, quiero tratar de poder ayudar al equipo a seguir ganando. Me siento contento dentro de la cancha que es lo primordial.

A tu edad tienes mucha experiencia. Y para un delantero la experiencia es clave: las mañas, saber moverte, la tranquilidad al definir… ¿Te pasa eso? ¿Sientes que tienes cosas que no tenías a los 25?
Eso es en cualquier puesto dentro de la cancha. Uno va aprendiendo cosas diariamente, con el pasar del tiempo, con los entrenadores que vas teniendo. Y claro: Corres menos y te mueves mejor. No necesitas correr 40, 80 metros para quedar solo o para definir un gol.
Las mañas siempre van a existir: el brazo, que por ahí te haces el desentendido y después picas… son varias pero yo, lo que más he captado, son los movimientos. Los movimientos que uno hace. No correr tanto, sino correr bien. Puedes correr 20 kilómetro pero todo lo haces mal… Puedes correr 5 (km) y haces dos, tres goles.

¿Es muy distinto el Esteban Paredes de los 25 años al Esteban Paredes de ahora?
Yo creo que sí. Te repito: A lo mejor en ese entonces corría más. También hacía goles pero corría mucho más de lo que corro ahora. O corría más y peor. Ahora se nota la diferencia: si corres, corres hacia el arco. No a una orilla o a mediacancha, que también lo hago, pero es para estar más en contacto con el balón.

¿Cuáles son tus tres mejores virtudes como delantero?
El movimiento… La mentalidad de pensar antes de que me llegue el balón y la definición.

¿Y qué te falta? ¿Qué es lo que tienes en mente que tienes que mejorar?
Siempre me quedo a practicar la definición. Eso es parte del fútbol, parte de la mano de un delantero… Penales también.

paredes-entrevista-8-nota-632x380

Se viene Católica ¿Es un partido clave?
Para nosotros estos partidos tenemos que ganarlos, entrar a muerte, saber que es un clásico. Que más allá de que no dependa de nosotros, es clave porque lo tenemos que ganar. Es Católica ¡Nosotros somos Colo-Colo! Pero para ellos yo creo que tiene más importancia que para nosotros, en el sentido de la tabla… Ellos están peleando el título, nosotros muy abajo. Pero mientras las matemáticas no digan algo diferente, vamos a luchar hasta el final.

¿Te imaginas levantando la copa?
¿Y por qué no? Una vez dije: ‘Soñar no cuesta nada’. Vamos paso a paso. Primero se nos viene Católica, un rival difícil, tenemos que ir a jugar a San Carlos y lo han hecho bastante bien las últimas fechas… Vamos a ir a ganar.

Y si no es ahora, en el otro torneo… ¿Te imaginas yéndote de Colo-Colo o retirándote sin ganar otro título?
No… Eso es lo que quiero. Quiero ganar más títulos acá, tratar de clasificar a Copa Libertadores y llegar lo más lejos. Por ahí, todos dicen, es la gran deuda que el club tiene.

¿Sabes quién es él (le muestro una foto)?
(No duda) ¡Alfonso Domínguez! Por ustedes (periodistas) lo veo (risas).

¿Nunca has usado bigote? Como Domínguez o Caszely
(Risas) No, nunca, nunca. Aparte no tengo tantos pelos…

Domínguez fue campeón en 4 de los primeros 5 títulos de Colo-Colo ¿Qué tal?
Bueno. Por algo están ahí. Está demás decir que era un gran jugador. Por algo estaba entre los tres primeros lugares (goleadores históricos). Muy merecido.

Tú dijiste que era un tema secundario lo del récord. Pero igual algo debe sentirse al entrar a un Olimpo de los mejores delanteros en la historia. Quedaste solo tras Chamaco y Caszely…
(Interrumpe) Son inalcanzables (risas). Siiiii, obviamente… Mira: Para mí, más allá de lo que dije el otro día, de que era un tema secundario, obviamente que esto llega después solo. Gracias al equipo, pude anotar los tres goles y pasar al gran jugador que fue Alfonso Domínguez. Para mí es un orgullo estar dentro del Olimpo, como tú dices. Está Caszely, Chamaco… No te puedo describir lo bien que me siento y lo orgulloso que me siento. Primero, ser colocolino, y segundo estar ahí entre los tres goleadores históricos.

Pensabas, cuando jugabas en Franja Juvenil de Cerro Navia, que ibas a llegar a esto
¡Uf! ¡Nunca! Nunca, nunca… Uno cuando es niño solo quiere jugar, disfrutar, hacer goles… Pero de ahí a pensar… Jugar en el Monumental, hacer goles, con toda la gente. Era un sueño inalcanzable.

Además son varias etapas. Una cosa es jugar en Colo-Colo. Otra ser campeón. Otra ser goleador y figura. Y otra recontragoleador y meterte al Olimpo de los mejores ¿Lo imaginaste cuando venías con Los Gangster a la galería?
(Risas) Acá… sí (Apunta al lado poniente de la galería norte)… Nunca se me pasó por la cabeza ser la persona que soy, el jugador que soy. Nunca se me pasó por la cabeza jugar acá dentro del Monumental.

¿Qué me dices del llamado a la Selección?
¿Qué quieres que te diga? Si todavía no se hace oficial. Si bien el profe Pizzi dijo que sí iba a estar convocado, al club no ha llegado nada… No puedo hablar de eso en estos momentos.

paredes-entrevista-9-nota-632x380