alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
90 minutos para darlo vuelta

Darlo vuelta. Esa es la consigna y la misión de la Sub 16 que, con un equipo en su mayoría formado por jugadores de la sub 15 e incluso de la sub 14, cayó en el Monumental por 2-0 contra la Universidad Católica.

Los albos presentaron un equipo con cuatro defensores, dos contención, dos volantes creativos abiertos y dos delanteros. Sin embargo de mitad hacia adelante fue poco lo que el equipo pudo generar, principalmente porque se vieron sobrepasados por la defensa cruzada que los anticipó siempre. La defensa del Popular mostró valentía y fiereza, pero no fue suficiente para detener una buena jugada preparada por el equipo de Las Condes: córner corto, centro al primer palo y cabezazo a contrapié de Antilén.

Lo de Católica fue una ráfaga, porque sólo minutos después de la primera estocada llegó el penal para los cruzados, que nuestro portero no pudo atajar. 2-0 y la fortaleza blanca que empezaba a flaquear.

Revitalizante segundo tiempo

Sin embargo el partido cambió en el segundo tiempo. El ingreso de Maikol González y la claridad que mostró Ariel “Kiko” Tapia le dieron otro aire al equipo que comenzó a llegar de manera más profunda. De hecho estos dos hombres tuvieron las mejores oportunidades para abrir el marcador, pero la mala fortuna y el arquero de los de la franja impidieron el merecido descuento.

Ahora viene la vuelta en San Carlos de Apoquindo del próximo domingo. Los titulares habituales de este equipo: Orrián, Carvallo y Sanhueza por nombrar a algunos, seguirán compitiendo en Brasil, así que nuevamente serán estos muchachos que, con garra, empuje y fútbol, saldrán a enfrentar un desafío gigante a los pies de la cordillera.