alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
40 niños de La Legua no olvidarán este 3 de agosto
Los chicos disfrutaron de la Ruca

Se llama Jorge Ilabaca, le dicen el Tío Garra y es un verdadero ejemplo para un grupo de niños de La Legua Emergencia, emblemática población de San Joaquín, territorio popular, luchador, trabajador y sobre todo colocolino. Desde hace cuatro años que se dedica a juntar niños de la calle para llevarlos a jugar fútbol y desde ahí alejarlos de la droga y la violencia.

Cerca de 40 de estos niños y adolescentes llegaron hasta el Monumental dirigidos por el propio Tío Garra para conocer de cerca el estadio y a los futbolistas del Primer Equipo. “Ellos vienen a un lugar que es patrimonio de Chile”, explica el monitor, que además es hincha fanático del Popular.

Sandra Seguel también está a cargo del grupo, ella es coordinadora del programa Previene de la Municipalidad de San Joaquín. A través de ese programa en el municipio buscan abrirle nuevas perspectivas a un grupo vulnerable como éste: “La Legua es la población más estigmatizada de Chile. Y este grupo es parte de una escuela de fútbol que hemos implementado con Jorge para mantenerlos lejos del contexto violento en el que viven”, explica Sandra.

Quizás lo más llamativo de este grupo es que todos ellos, los 40 sin excepeción, son hinchas de Colo-Colo. Para la mayoría era su primera vez en el estadio y lo disfrutaron con todo. Sin duda un día que no olvidarán jamás porque también tuvieron la posibilidad de compartir con los jugadores del Primer Equipo, quienes firmaron sus poleras y se fotagrafiaron con todos quienes se los pidieron.