alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
27 años juntos, Ruca querida
Estadio Monumental Cacique

Hoy nuestra querida Ruca está de aniversario. Porque si bien en 1975 se había inaugurado por primera vez, no fue hasta el 30 de septiembre de 1989 que abrió sus puertas de manera definitiva. Nunca más se han cerrado. Ese día el equipo jugó un amistoso ante Peñarol a estadio lleno y ganó por 2-1 con goles de Marcelo Barticciotto y Leonel Herrera. Ese triunfo sería un presagio de lo que vendría sólo dos años más tarde.

Antes, en enero de 1991, nuestro estadio fue mejorado con la iluminación artificial. Ocho torres que le permitieron al Cacique comenzar a jugar partidos durante la noche. Un horario que se volvió la norma en todos los partidos de copas internacionales. Sin ir más lejos ese mismo año el Cacique tuvo la oportunidad de jugar la Copa Libertadores en su estadio, en horario estelar y con un equipo de lujo. El resultado fue un equipo invicto de local y que por primera vez se coronaba campeón de la Copa Libertadores de América con goles de Luis Pérez y Leonel Herrera en la final ante Olimpia.

La forma en que estaba construido el estadio permitía que entrara muchísima gente en él, al punto de registrar un partido con casi 70 mil espectadores para el Superclásico de 1992. Por cuestiones de seguridad y también con el avance de las comodidades al interior del estadio esa capacidad ha ido bajando. Con la llegada de Blanco y Negro a la administración del club se instalaron butacas individuales en Océano y Cordillera, además de cambiar los asientos de pizarreño en las galería por otros de concreto. Actualmente el estadio tiene un aforo de 47.174 espectadores.

Cancha David Arellano

Mientras el estadio mejoraba, el equipo seguía haciendo historia. Consiguió la Interamericana, la Recopa, dos tricampeonatos y años más tarde un inédito tetracampeonato. Por sus pastos pasaron los botines de Daniel Morón, Lizardo Garrido, Miguel Ramírez, Jaime Pizarro, Marcelo Barticciotto, Rubén Martínez, Luis Pérez, Claudio Borghi, José Luis Sierra, Patricio Yáñez, Pedro Reyes, Iván Zamorano, Fabián Estay, Marco Etcheberry, Marcelo Espina, Claudio Bravo, Arturo Vidal, Matías Fernández, Humberto Suazo, Alexis Sánchez, Luis Mena y Esteban Paredes, sólo por nombrar algunos. Nombres que serán recordados por siempre ya que Colo-Colo cuenta, al interior del estadio Monumental, con el único museo de un club chileno de fútbol.

El estadio Monumental ha sido sede de partidos por las clasificatorias mundialistas en el proceso que derivó en la clasificación a Francia 1998, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014. Con motivo de la elección del estadio como sede de la última Copa América La Ruca tuvo nuevos arreglos, se cambiaron las rejas en las galerías por vidrio, se instalaron asientos en el sector Magallanes, se remodeló el camarín visitante y se instalaron más pupitres de prensa.

El estadio celebra un nuevo año de vida, sí de vida, porque el Monumental tiene un corazón que está latiendo y que augura muchos años más llenos de nuevas historias, tristezas y muchas alegrías.